Ir a contenido

Televisión

Álex Pina.

La importancia de saber escribir

Mikel Lejarza

Una de las consecuencias de la aparición en 1990 de las cadenas privadas fue la proliferación de productoras independientes que nacieron ante las posibilidades que ofrecía un mercado en expansión. Entre ellas destacó Globomedia, fundada por Emilio Aragón, Daniel Écija, José Miguel Contreras, Andrés Varela, José María Irisarri y otros accionistas minoritarios. Productos como ‘Médico de Familia’, ‘Compañeros’, ‘Periodistas’, ‘Caiga quien caiga’, ‘Un paso adelante’, ‘7 Vidas’ (y ‘Aida’, su ‘spin off’), ‘¡Qué me Dices!’, ‘El Informal’ o ‘El Club de la Comedia’ nacieron de aquella factoría que años después sería el germen fundamental de lo que hoy es La Sexta.

 Solo con lo mencionado es suficiente para definir la importancia que Globomedia (que actualmente pertenece a Imagina, grupo gestionado por Mediapro)  tuvo en los primeros años de la televisión comercial y en cómo se configuró. Pero además fue la escuela donde algunos de los mayores talentos de la actualidad comenzaron a dar sus primeros pasos.

"La productora Globomedia fue la escuela de algunos de los mayores talentos de la televisión actual"

Uno de ellos fue Nacho García VelillaEste aragonés militante, que une a su faceta de creador y guionista las de productor y director de cine y televisión, es la persona que está detrás de ‘Aida’ y de largometrajes como ‘Que se mueran los feos’, ‘Villaviciosa de al Lado’, ‘Perdiendo el Norte’, ‘Fuera de Carta’ o ‘No manches Frida’. Esta última es un ‘remake’ de una película alemana que Velilla llevó a conseguir una taquilla de más de 14 millones de dólares en EEUU, hecho inaudito para una película mexicana, lo que provocó que le encargaran una segunda parte. Estrenada en marzo en México y EEUU, ‘No manches Frida 2’  logró duplicar los datos de la primera, está en el podio de las tres películas más taquilleras en México de todos los tiempos y es el largometraje latino más taquillero de la historia en EEUU. Sin duda, este zaragozano que cursó estudios en el País Vasco es, al frente de su productora Aparte, el mayor talento para la siempre difícil comedia que hay actualmente en nuestro sector.

"Todo reside en la capacidad, no tanto de leer (que ayuda), sino de saber escribir buenas historias"

 Álex Pina, aunque se inició en Videomedia, se incorporó en 1996 al equipo de guionistas de ‘Caiga quien caiga’, también en Globomedia. A partir de ahí su trabajo se dejó notar en series como ‘Los Serrano’, ‘Los hombres de Paco’ o ‘Vis a Vis’, hasta que en el 2016 fundó su propia compañía, Vancouver, cuyo primer formato sería ‘La casa de papel’, el mayor éxito internacional de una serie española de todos los tiempos, lo que ha colocado a este navarro que estudió en la Universidad de Pamplona como uno de los ‘showrunners’ más relevantes de la televisión actual en todo el mundo .

Tanto Velilla como Pina comenzaron como guionistas con la complicada tarea de llenar folios en blanco con historias capaces de entretener a los televidentes. Ahora sus labores abarcan desde idear las historias, definir a los personajes, escribir las tramas y los guiones, a producirlas, gestionar sus propias compañías e incluso dirigir capítulos o películas. Pero ambos son el ejemplo de que el trabajo esencial sobre el que bascula todo  en el sector audiovisual reside en la capacidad, no tanto de leer (que ayuda), sino de saber escribir buenas historias.