30 mar 2020

Ir a contenido

IDEAS

Una imagen del documental ’Yo soy Paul Walker’

El rumbo del destino

Albert Espinosa

Artículo 651. Siempre en verano, en el mismo lado de la piscina, me reencuentro con un hombre al que le gusta tanto nadar como a mí. Tiene 86 años y muchas veces me recuerda que ha hecho más largos que yo.

Me entusiasma verlo porque tiene teorías curiosas. Un verano me preguntó quién debió decidir que los revólveres se dispararan con un solo dedo. Le preocupaba que  algo que puede provocar tanto daño fuera tan fácil de apretar.

Otro verano me contó que los guantes de lana son inteligentes y desaparecen durante todos los meses de calor para no provocarnos rechazo. Y este verano su tema ha sido…  Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto.'Yo soy Paul Walker', escrito por Ian Craig Walker. (Movistar +). Sin duda este documental habrá sido un bálsamo para toda su familia y una preciosa manera de mostrarnos todos los anhelos pendientes del desaparecido actor.
Segundo lugar.'El bailarín', escrito por David Hare. Un 'biopic' muy interesante, donde deslumbra Ralph Fiennes en un papel pequeño, que logra dominar toda la precisa dirección a través de su propio personaje.
Primera posición.'Mil coses perdudes'. d’Enric Navarro. En este bello disco encontraréis un montón de emoción y dolor. Está repleto de búsquedas imposibles y la canción 'Torna a casa' resume a la perfección un estilo único.

Y este verano mi amigo de la piscina que ronda los 86 años me contó que le preocupa saber si aún hay gente que conduce acompañada para solucionar los problemas. Y me explicó que cuando él era joven, siempre cogía a su hijo, lo metía en el coche y hacía un viaje para que éste le contara sus problemas.  Me explicó: “Era la única manera para que se abriese y me contase sus preocupaciones. La de kilómetros sin rumbo que hice para que él encontrase su destino”.

No supe que contestarle pero cuando ahora veo padres e hijos en coches, sonrío porque pienso que seguramente están conduciendo sin rumbo para encontrar su destino.¡Feliz domingo!