Ir a contenido

Editorial

Von der Leyen sale adelante

La futura presidenta de la Comisión Europea tendrá que superar a partir de ahora las reticencias sobre su nombramiento y el no tener experiencia en la gestión de los asuntos europeos

firma editorial cast

El Periódico

Ursula von der Leyen durante su discurso en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo.

Ursula von der Leyen durante su discurso en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo. / JEAN-FRANÇOIS BADIAS (AP)

La confirmación por el Parlamento Europeo de Ursula von der Leyen para suceder a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea marca el inicio de una nueva etapa en la que la UE se enfrentará a importantes retos sobre su futuro. Su designación no estaba asegurada –recibió 383 votos a favor, 327 en contra, 22 abstenciones y un voto nulo, solo 9 más de los necesarios para la mayoría absoluta–, lo que revela la fragmentación de la Cámara. Pese a este resultado ajustado, el proyecto europeo nunca ha sido fácil y, consciente de ello, en su discurso jugó su carta más europeísta al afirmar que se sentía europea antes de tener conciencia de que era alemana y de que su voluntad era «unir Europa». La aspirante democristiana también se prodigó en promesas y compromisos para captar el voto ecologista y el de la nueva izquierda.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Aunque cuenta con el respaldo del eje franco-alemán y con el de los tres grupos parlamentarios más importantes, Von der Leyen tendrá que superar a partir de ahora las reticencias sobre su nombramiento y el no tener experiencia en la gestión de los asuntos europeos. No faltarán asuntos de gran trascendencia en la agenda, como es el 'brexit', la brega de los euroescépticos, los eurófobos y la extrema derecha, que solo persiguen el bloqueo de la Unión Europea. De la solvencia política y técnica de la nueva Comisión dependerá en gran medida reforzar la capacidad de liderazgo de quien la encabezará.