Ir a contenido

Tribuna

Una pancarta por el derecho a una vivienda digna. 

FERRAN NADEU

Contener la renta de los alquileres, una oportunidad que no podemos dejar escapar

Ester Capella

El Parlamento decidirá la suerte de este decreto ley: puede convalidarlo, rechazarlo o tramitarlo como proyecto de ley, lo que permitiría debatir y perfeccionarlo

En eso estamos todos de acuerdo: tenemos un problema gravísimo con la vivienda. Cada vez más familias no pueden acceder a ella o son expulsadas de donde habían vivido hasta ahora. En los últimos cinco años, el precio del alquiler ha crecido un 30% en Cataluña y hasta un 40% en Barcelona. A diferencia de los sueldos, los precios del alquiler han vuelto donde estaban antes de la crisis.

¿Qué hacer? Son muchos los partidarios de dejarlo todo igual -seguramente porque ya les bien- y que sea el libre mercado el que decida. Encabezados por el Banco de España, son los que defienden la libertad de pactos entre las partes. Pero, en la situación que padecemos, ¿se puede decir que los arrendatarios pueden pactar la renta 'libremente'?

¿Debemos esperar a que sea el Gobierno del PSOE el que regule la contención de rentas, cuando se ha opuesto frontalmente en las dos ocasiones recientes que ha tenido para hacerlo (decretos ley de diciembre y marzo)? ¿Esperar a que se forme una nueva mayoría, aquí o allá, que se atreva a hacerlo? ¿Impulsar una iniciativa legislativa popular? Seamos sinceros: estas iniciativas no fructificarán o tardarán años en hacerlo.
 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Nosotros no hemos venido aquí a no hacer nada, a ver cómo pasan las cosas y ver si alguien resuelve los problemas que tenemos. Hemos venido a gobernar. Por ello, el pasado mes de mayo el Gobierno aprobó un decreto ley para contener las rentas del alquiler, siguiendo los pasos de países como Suiza, Italia, Austria, Alemania, Francia y Portugal. Una iniciativa equilibrada y que trata de salvaguardar los derechos e intereses de todas las partes.

La solución que hemos propuesto ha sido criticada tanto por exceso como por defecto. Quienes defienden el libre mercado afirman que altera la competencia y que puede suponer un nuevo incremento de rentas. Otros, más progresistas, se oponen al decreto ley porque se queda demasiado corto. Paradójicamente, esto les sitúa junto a los defensores del statu quo. Pero seamos serios: ¿cómo subirán más los precios, por culpa del libre mercado o de una norma que ofrece herramientas para contenerlos?
 
Hace pocas semanas, la alcaldesa Colau dijo que estábamos más cerca que nunca de regular la contención de rentas. Y tenía razón: el 9 de mayo, el Parlament instó al Govern a buscar vías urgentes para limitar los incrementos de precios del alquiler (Moción 84 / XII). El Govern cumplió este mandato mediante el Decreto ley 9/2019, de 21 de mayo. Esta norma permite que, en la ciudad de Barcelona, ​​sea el ayuntamiento el que pueda declarar todo o parte del municipio como zona con mercado de vivienda tenso, declaración que activaría la contención de rentas de los alquileres. ¿Renunciará el Ayuntamiento de Barcelona a ejercer estas competencias?

El Parlamento decidirá la suerte de este decreto ley este miércoles. Puede convalidarlo, rechazarlo o tramitarlo como proyecto de ley. Esto último permitiría debatir y perfeccionar entre todos. Que cada uno asuma su responsabilidad. El Govern cumplió el mandato del Parlament con un decreto ley que ahora podemos mejorar juntos. Pero con los votos de JxCat y de ERC no es suficiente para sacarlo adelante. Es necesario que tenga el apoyo de otros grupos o, al menos, que no se opongan a tramitarlo. ¿Cuando tendremos otra oportunidad como esta? ¿De verdad que no debemos aprovechar la que tenemos ahora?