22 feb 2020

Ir a contenido

ANÁLISIS

Alex Morgan y Jenni Hermoso se abrazan tras la victoria de EEUU sobre España en Reims.

LIONEL BONAVENTURE (AFP)

Taconazo al Madrid

Sònia Gelmà

Ahora que parece que el Madrid ha aparecido para rescatar a la Liga femenina de fútbol, déjenme primero de todo darles las gracias, porque efectivamente más vale tarde que nunca. Y sí, la entidad blanca aparece a golpe de talonario, pero su presencia solo puede ser positiva para aquellos que tenemos prisa por no desaprovechar la ocasión, porque lo vivido esta temporada no solo no caiga en saco roto sino que sea el punto de partida.

El buen partido de España ante EEUU demuestra que las futbolistas de este país han iniciado un camino sin retorno

En cualquier caso, el buen partido de España firmado ayer ante Estados Unidos demuestra que las futbolistas de este país han iniciado un camino sin retorno, un trayecto para reducir esas décadas de ventaja en formación y experiencia que les llevan las campeonas del mundo.

Y el Madrid no estaba mientras ellas y sus predecesoras luchaban por su deporte casi en la clandestinidad. Porque una cosa es agradecer una presencia largamente demandada, y otra obviar que el club blanco se apunta a la moda cuando otros le han hecho el trabajo sucio. Impoluto, sin una mancha en el uniforme, llega a punto para salir en la fotografía. Y se lo aceptamos, pero no hace falta que se ponga en medio del retrato. Porque si por el Madrid fuera no habría fotografía.

El lleno del Wanda, el de San Mamés, las audiencias televisivas de la Copa de la Reina, e incluso la presencia del Barça en la final de la Champions han sido señales suficientes para que por fin, Florentino, haya accedido a apostar por la presencia del Madrid en la Liga femenina.

Negocio rentable

Y puesto que el presidente del Madrid no se ha caracterizado por ser un hombre de decisiones románticas, seguro que ha valorado la decisión como una fuente de negocio rentable o, al menos, autosuficiente, como le resulta al Barça gracias a su patrocinador. La compra de la plaza quizás no sea muy estética pero acorta los plazos para que una entidad como la blanca solucione una anomalía que empezaba a ser extraordinariamente llamativa. De hecho, resultaba sorprendente que no hubiera más voces madridistas reclamando que su club tuviera también representación femenina.

La compra de la plaza quizá no sea muy estética, pero acorta los plazos para que el Madrid solucione una anomalía que empezaba a ser extraordinariamente llamativa

El CD Tacón es un club femenino, de reciente fundación (2014) y con una buena cantera que parece haber nacido para ser absorbido por el Real Madrid, como diría su presidente. Ahora que ha conseguido ascender para jugar contra las mejores, el Madrid ha puesto una cifra a su trabajo previo y, si la burocracia no lo impide, cerrará un acuerdo, con la complicidad de la Federación.

Al Madrid se la han pasado de tacón y solo ha tenido que empujarla. Y si hay dos equipos que deben alegrarse por la presencia del Madrid son precisamente los dos clubs que a la larga se verán afectados a nivel competitivo: Barça y Atlético. Porque aunque la entrada del Madrid pueda suponer mayor competencia en materia de fichajes, aunque signifique mayor competencia por los títulos, es precisamente eso lo que hará más atractivo el negocio. Mejores jugadoras, mayor atención mediática, e incluso mejores asistencias. Es una buena noticia, se mire por donde se mire.