Ir a contenido

Editorial

El necesario impulso a la nueva FP

El nuevo modelo de formación profesional no está desplegado en su totalidad en Catalunya, lo que va en contra de la empleabilidad de los jóvenes

firma editorial cast

El Periódico

Formación profesional en Seat.

Formación profesional en Seat.

Pese a que el Parlament aprobó, con un amplio apoyo, la ley de la formación profesional (FP) en el 2015, poco se ha avanzado desde entonces. Cuatro años después, el nuevo modelo educativo y de inserción laboral no está desplegado en su totalidad en Catalunya y la FP dual –que combina la formación en los centros educativos y las prácticas en empresas– todavía es una opción minoritaria entre los estudiantes. En este asunto, el tiempo corre en contra, ya que la FP dual acerca la formación a las necesidades del mercado laboral y mejora la empleabilidad de los jóvenes. Solo viendo los resultados en Alemania, donde la FP dual está implantada desde hace 30 años y con una tasa de paro juvenil seis veces inferior a la española (5,3% frente al 32,7% en abril), debería bastar para convencernos de la eficiencia de este modelo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En Catalunya, las negociaciones para impulsar definitivamente la nueva FP se han encontrado con algunos escollos. La propuesta del Departament d’Educació despertó el rechazo tanto de las patronales como los sindicatos. Convendría que los intereses de unas y de otros converjan en unas bases satisfactorias para todos y, sobre todo, que el modelo no se quede en los despachos. Es necesario que el conjunto del sistema educativo crea en la FP dual, que llegue a los oídos de los jóvenes y sea una opción atractiva para su currículo. Que hoy en día tan solo el 8% de los alumnos de formación profesional hayan optado por la modalidad dual demuestra lo poco que se está apostando por ella.