Ir a contenido

análisis

Luis Enrique Martínez, durante su etapa como seleccionador de España.

EFE

Las prioridades de Luis Enrique

Iosu de la Torre

En el epílogo de 'Los hombres de Lucho', el extrenador del Barça reveló lo que más quería

Las prioridades en la vida de Luis Enrique Martínez cambiaron radicalmente aquella noche de marzo en que abandonó la concentración de la Roja en Malta para volar hasta Barcelona y abrazarse a los suyos. Bajo el eufemismo asuntos familiares graves se pidió discreción absoluta a los medios de comunicación. Y, sorpresa, se ha cumplido durante estos meses y se seguirá cumpliendo.

¿Qué le pasa a Luis Enrique?, es una pregunta repetida hasta la saciedad con el sigilo por respuesta. Hasta 'OK Corral' ha respetado el ruego. Ni un solo programa de la telebazofia, y hay unos cuantos, se lanzado a alimentar el morbo del telespectador, la gran excusa para las cadenas carroñeras. Qué saludable el silencio de los 'clictómanos' de las webs ansiosas de dopaje. Nunca hubo en España tanto respeto por la intimidad de un personaje público. Que aquí no se ha salvado ni el rey emérito obligado a pedir perdón y prometer no "volver" a hacerlo al airearse su afición a la caza de elefantes y damas.

¿Qué le pasa a Luis Enrique? Que no quiere perder ni un solo minuto de su tiempo para estar con lo más importante de su vida, la familia. El entrenador que se define como un trabajador inconformista, exigente, siempre pendiente de 'sus' futbolistas en busca de los mejores resultados, un 'workalcoholic' sin horarios, ha sufrido una sacudida colosal. Sus prioridades ahora son otras, auténticas, reales, verdaderas. Intransferibles. 

Luis Enrique se aleja de los focos con una carta donde agradece todos los apoyos recibidos, él y su familia, sin olvidarse de los medios de comunicación por su "discreción y respeto". Lo rubrica de corazón. En el fundido queda aquel deportista de fama y garra que casi siempre mantuvo una relación fatal con los periodistas, como si todos, en general, fueran igual de ineptos que aquellos con los que tropezó. En los peores momentos, la canallesca ha dado una lección respetando al máximo las circunstancias que han trastocado al personaje.

El testigo Robert Moreno

La federación de Luis Rubiales mantiene en Robert Moreno la apuesta emprendida el otoño pasado con el relevo del equipo del seleccionador. Es una decisión valiente y plausible. Moreno ha mamado 'luisenriquismo' durante casi una década. Llega el momento de mostrar su valía en solitario. La 'Roja mantendrá el proyecto del entrenador que se vaciaba cada día en la ciudad deportiva por sus futbolistas. Lo más importante, decía en 'Los hombres de Lucho'. En el epílogo de aquel magnífico documental de TV-3 y Barça TV, el extrenador del Barça revelaba lo que, en realidad,  más quería. Lo más valioso, la familia. 'Molta força!'. 

Temas: Luis Enrique