Ir a contenido

Editorial

Las mafias del cannabis

Desmantelamiento de una plantación de cannabis en Barcelona.

Desmantelamiento de una plantación de cannabis en Barcelona.

En muy pocos años, la plantación y la venta de marihuana se han disparado en España y han dejado de ser un problema de salud pública para derivar en otro mucho más acuciante, con un poderoso entramado de mafias internacionales que, principalmente, actúan en Catalunya por su proximidad a la frontera. Nuestro país se ha convertido en productor y exportador de una sustancia que, según los últimos datos policiales y médicos, tiene efectos altamente peligrosos porque se ha potenciado la concentración del THC (Tetrahidrocannabinol), el principio psicoactivo. Esto significa que la hierba que se produce y se consume tiene efectos más intensos y produce más consecuencias funestas, como los brotes psicóticos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por si fuera poco, se vende a un precio muy inferior al del resto de Europa y, además, los métodos de cultivo han evolucionado de tal manera que la fecundación de las semillas híbridas en espacios cerrados se lleva a cabo a gran velocidad. Es la situación ideal para la proliferación de un mercado negro que no solo atrae a grupos criminales organizados sino a fondos de inversión extranjeros. Más allá de la acción policial, que no ceja en el empeño de desmantelar plantaciones e incautar plantas, conviene una regulación exigente que, entre otras cosas, evite situaciones tan paradójicas como la celebración de ferias y eventos en los cuales se promueve el cannabis, en un país en el que conviene recordar que está permitido el consumo pero no la posesión, el cultivo o la venta.