Ir a contenido

Pequeño observatorio

REALIDAD VIRTUALUn expositor de Inmotecncia Rent comprueba unas gafas de realidad virtual.

DANNY CAMINAL

Cada vez la ciencia marca más goles

Josep Maria Espinàs

A menudo no es la óptica lo que falla, es la curiosidad

Me he quedado un rato sin mis gafas. He visto cómo todo se me borraba un poco y al salir al balcón no he podido ver claro el perfil de los coches que pasaban. Pero esta impotencia ha durado muy poco.

Quizá ha sido solo la consecuencia de haber estado escribiendo de un tión sin levantar la cabeza. Y no son los ojos sino el cerebro el que va despacio. 

La capacidad de visión es muy curiosa. A veces alguien nos pregunta, extrañado, si hemos visto una cosa u otra. No hablo de distraerse. No todo el mundo tiene el mismo interés por un hecho. Por esto es fácil encontrarnos con que nos dicen: "¡Si esto ha pasado, como quien dice, delante de tus narices!"

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A veces  hay gente que se escandaliza: "¿Pero que no lo ves así? Mejor que te pongas gafas".

Pero a menudo no es la óptica lo que falla, es la curiosidad. "Mira esto, mira eso..." O es el criterio el que diverge. 

La insistencia en querer hacerte mirar alguna cosa puede ser una dictadura de la complicidad forzosa. 

Poniéndonos un poco pedantes podríamos decir que existe, para algunos ciudadanos, lo que podríamos calificar de "una complicidad óptica".

Pero óptica no es, solo, una palabra que puede encontrarse en la puerta de un especialista en el tratamiento de la visión. La óptica es también una importante manifestación de la física. Ya fue estudiada en tiempos de los romanos. La óptica era una rama de la ciencia que ya tenía en tiempos antiguos mucha importancia. 

Galileo mostró la forma de aplicar los progresos de la observación astronómica. Ahora estamos en el camino -largo- de llegar a algún otro planeta. ¡Qué prodigios fueron capaces de ver aquellos sabios antiguos!

Los sabios de ahora no pasarán, todos, a la historia a pesar de que la competencia científica de hoy es extraordinaria. 

Afortunadamente cada día se hacen más goles a la red del futuro.