Ir a contenido

Dos miradas

Miquel Iceta felicitado por Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

ELISENDA PONS

El fondo de los gestos

Emma Riverola

Sánchez quiere dejar clara su tarjeta de presentación, y por eso elige para el Senado a Iceta, un político comprometido con el federalismo

Miquel Iceta, presidente del Senado. Al menos, esta es la intención de Pedro Sánchez. Una elección que tiene mucho de gesto. Toda una declaración de principios. En esta última campaña electoral, Sánchez e Iceta no bailaron juntos, pero el presidente nunca desmintió al político catalán. Y eso que Iceta dejó ir algunas perlas que debieron de poner los pelos como escarpias a más de un barón socialista. Pero Sánchez quiere dejar clara su tarjeta de presentación, ante los adversarios políticos y también ante los suyos. Y por eso elige a un político firmemente convencido y comprometido con el federalismo, el mismo que trató de impedir hasta el último momento una DUI que iba a ser, y fue, una ruina para todos. Iceta es un lector ávido de literatura. También de la catalana. Y eso siempre ayuda a leer los paraísos imaginarios de los pueblos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por primera vez, unos partidos políticos amenazan con frenar la designación de senadores autonómicos en el Parlament. Los partidos independentistas amenazan con acabar con el 'fair play' y vetar al socialista. ¿Sería positivo para Catalunya tener a Iceta como presidente del Senado? Por supuesto. No solo le da la vuelta a esa Cámara que aprobó el 155, sino que puede ser el primer paso para una reforma territorial de España en clave federal. En el rechazo de ERC y JxCat a Iceta está el gesto de defender a los presos. En el fondo, el temor a una España que ya no cause rechazo a tantos catalanes.