Ir a contenido

La prórroga flexible del 'brexit'

Estabilidad temporal, oportunidad para los populistas

MONRA

Estabilidad temporal, oportunidad para los populistas

Alexandre Muns Rubiol

Es posible que los euroescépticos o antieuropeos superen los 200 diputados en el nuevo Parlamento Europeo

La prórroga flexible del 'brexit' hasta el 31 de octubre acordada en el Consejo Europeo evita una salida caótica del Reino Unido de la UE. Un 'brexit' duro hubiera provocado un perjuicio sustancial a los ciudadanos británicos y las empresas de todo el mundo cuyas cadenas de producción u operaciones incluyen el Reino Unido. La quinta economía mundial continuará en la UE. Mantendrá sus derechos en el mayor mercado común del mundo, cuya población asciende a 500 millones de personas y PIB de 16,5 billones de euros únicamente es superado por el de EEUU (18 billones) y rebasa ampliamente al del Reino Unido ( 2,4 billones).

Un 'brexit' duro obligaría al Reino Unido a intercambiar bienes y servicios con el resto del mundo según los aranceles y normas de la Organización Mundial del Comercio y no los tratados comerciales de la UE. Sus transacciones de bienes con la UE estarían sometidos al arancel exterior común de la UE y a los controles aduaneros que aseguran que cumplen las regulaciones técnicas, medioambientales, sanitarias y fitosanitarias del mercado único. Según un estudio de la London School of Economics, 9.469 millones de euros en inversiones productivas de empresas británicas se han desviado del Reino Unido a la UE debido al 'brexit'.

El voto en el Consejo de la UE

Por ahora, las empresas afectadas pueden relajar sus esfuerzos para acumular piezas que en circunstancias normales importan rápidamente para evitar costes de almacenamiento. Pero la narrativa según la cual el sistema político británico está sumido en el caos ante una UE unida sin fisuras es exagerada. Londres mantendrá su voto en el Consejo de la UE, cuyas decisiones se toman por mayoría simple (15 estados miembros), mayoría cualificada (55% de los estados miembros) o unanimidad. Si la Cámara de los Comunes no aprueba un plan de salida en las próximas semanas, 73 políticos británicos -- de un total de 751 -- se sentarán en el Parlamento Europeo el 1 de julio.

La prórroga concedida traslada el debate del 'brexit' de la Cámara de los Comunes a la campaña de las elecciones al Parlamento Europeo (PE). Las normas del Partido Conservador impiden que sus miembros puedan organizar una votación para desbancar a Theresa May hasta diciembre. La furia de los diputados 'tories' con May es inferior a su temor de unas elecciones generales que ganaría el Partido Laborista de Jeremy Corbyn. La campaña de las elecciones europeas debería debatir cómo aumentar el minúsculo presupuesto de la UE y así financiar mayores inversiones en infraestructuras de transporte y energéticas transeuropeas, formación para los trabajadores e I+D+i.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los 27 deben negociar sus presupuestos para el periodo 2021-2027 y acordar, en función de los resultados de las elecciones al PE, la identidad de los presidentes de la Comisión y el Parlamento. Londres buscará la complicidad de los partidos populistas antieuropeos que gobiernan en Polonia (PiS) y Hungría (Fidesz). Los procedimientos abiertos por la Comisión para castigar a Polonia por minar la independencia de su judicatura y contra Hungría por restringir libertades se estrellan contra la necesidad de unanimidad en el Consejo, inexistente incluso sin el veto del Reino Unido.

El crecimiento de los partidos populistas

El Gobierno de la euroescéptica República Checa está encabezado por el populista Andrej Babis, el segundo hombre más rico del país. Es probable que el próximo Parlamento Europeo cuente con menos diputados de los grupos políticos moderados --centroderecha, socialdemócratas y socialistas, liberales-- y aumenten los de los tres grupos políticos euroescépticos o antieuropeos que ya suman 132 diputados en el actual PE. La suma de PiS, los 'tories', Agrupación Nacional de Marine Le Pen, la Liga italiana, Movimiento 5 Estrellas, el ODS checo, el FPO austríaco, el AfD alemán, el Partido Demócratico del Ulster y otros populistas de derechas e izquierdas puede superar 200 eurodiputados y sembrar cizaña.

Los 27 deberían estar acordando cómo invertir los 40.000 millones de la factura del 'brexit' que debe pagar Londres. No se celebrará un segundo referéndum. Un 'brexit' que se inició en junio de 2016 y está debilitando a ambos lados es un peligroso precedente. En la Cámara de los Comunes la pertenencia al Espacio Económico Europeo (como Noruega, Islandia y Liechtenstein) fue derrotada por 21 votos, y una unión aduanera con la UE por 6. El mejor desenlace es la aprobación cuánto antes de una de dichas dos opciones o del acuerdo pactado por May con la UE.