Ir a contenido

Al contrataque

Para Casado se ha constatado que es falso que en España haya tres derechas, sino que solo hay un partido de centro derecha que es el PP, frente a otro de extrema derecha que es Vox.

DAVID CASTRO / EFE VÍDEO

La metamorfosis de Casado

Xavier Sardà

Cerraba los ojos para no tener que ver las piernas de centrista, pero todo resultó inútil. Casado era ya un monstruo centrista que se atrevía incluso a decir que VOX era de extrema derecha

Cuando Pablo Casado se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró en su cama convertido en un monstruoso centrista. Estaba tumbado sobre su espalda tolerante y al levantar un poco la cabeza veía el cuerpo de un hombre ponderado.  «¿Qué me ha ocurrido?», pensó.

No era un sueño. Su habitación era una autentica habitación de antiabortista, antieutanásico, aplicador sistemático del 155 y acusador de que Sánchez llevaba las manos manchadas de sangre y indultaría hasta al tato. Vamos, la habitación de un facha. «¿Qué pasaría –pensó– si durmiese un poco más y olvidase todas las chifladuras?

Pero esto era algo absolutamente imposible, porque estaba acostumbrado a dormir del lado derecho, y no sabía dormir centrado. Aunque se lanzase con mucha fuerza hacia el lado derecho, una y otra vez, quedaba centrado. Lo intento cien veces. Cerraba los ojos para no tener que ver las piernas de centrista, pero todo resultó inútil. Casado era ya un monstruo centrista que se atrevía incluso a decir que Vox era de extrema derecha. Una metamorfosis de la noche a la mañana. Por la cara, vamos. ¡Si Kafka levantase la cabeza!

Fundadores de la iglesia progre

Al principio, Pedro predicaba y Pablo seguía por su propio camino. Pedro sufrió martirio en Ferraz, pero refundó la iglesia socialista peregrinando pacientemente por todas las federaciones y predicando la buena nueva. Los humildes militantes dijeron: «Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaremos el nuevo PSOE». Hubo risas de los gentiles, pero poco después los que tanto reían se convirtieron en estatuas de sal.

Pablo andaba acampado y maldiciendo de Pedro hasta que recobró la vista y vio la luz. Pedro está ya en el cielo y Pablo le pide ser arcángel o querubín. Ambos son patronos principales de las escrituras progresistas y amén y fiat lux. (Hágase la luz, carísima como siempre).

El PSC y el mito de Peter Pan

El PSC Pan es el mito del triunfo de la juventud sobre la muerte y de la fantasía sobre la realidad. Se trata de volar con los polvos mágicos y ganarle la partida al capitán Garfioindepe. Pero no saben hacerlo. Así anda el triunfante PSC, pensando que Esquerra estará siempre en el País de Nunca Jamás. 

Parece que, por complejos infantiles o revoloteos mágicos, el PSC Pan no atina a enfrentarse dialécticamente y con solvencia a la narrativa soberanista. Seguramente piensan que es cosa de adultos como Pedro Sánchez, y que él les sacará las castañas del fuego. En el PSC Pan parecen ignorar que son la única fuerza política que puede ofrecer argumentos solventes y legítimos como alternativa al discurso 'indepe'. Se ve que les da cosa. Hay honrosas excepciones. A ver si crecen un poquito y se dejan de pequeñeces y menudencias.