Ir a contenido

Editorial

Actividad en un laboratorio, en una imagern de archivo

ARCHIVO

Talento sin fronteras

Agustí Sala

Hay que aprovechar y potenciar lo que tenemos si no, otros lo harán

Es evidente que Barcelona se ha convertido en uno de los principales principales polos europeos de 'start-ups'. Cuenta con un ecosistema que se está consolidando cada vez más. Pero no es el único lugar en el que existen proyectos emprenededores. Aquello que se suele denominar el territorio, es decir, todo lo que no es la capital catalana y su área metropolitana, también tiene parques tecnológicos y entidades vinculadas a las universidades que potencian la innovación.
El talento está en todas partes. Sería un enorme error ponerle puertas, vallas o muros. En EEUU lo tienen (o tenían) muy claro. Y, hasta la llegada de Donald Trump al poder, se facilitaba al máximo el acceso de buenos y excelentes estudiantes a las universidades del país, al igual que profesorado.

Las trabas y fronteras impuestas por Trump pueden facilitar que sea Europa la que se beneficie del talento viajero, venga de donde venga, siempre que no consoliden las ideas proteccionistas y xenófobas. El director general de EsadeKoldo Echebarría, afirmaba recientemente al suplemento +Innovación de EL PERIÓDICO que la escuela de negocios había empezado a percibir un aumento de demanda de estudiantes de la India, probablemente por el brexit. El talento, al final, se abre camino. Hay que aprovecharlo.

En Catalunya existen buenos proyectos por todas partes, no solo en la capital y su entorno. Y hay que aprovecharlos, potenciarlos y evitar que todos quieran hacer de todo, sin pensar, como ha sucedido en otras etapa. Una vía puede ser la especialización, como parece que está sucediendo, pero hay otras. Lo esencial es que se facilite el desarrollo del talento, si no, otros lo harán.