Ir a contenido

ANÁLISIS

Messi celebra su gol de este sábado junto a Suárez y otros compañeros.

JORDI COTRINA

El mejor Barça con el Messi enorme de siempre

Iosu de la Torre

Sin capacidad para arrebatarle la Liga al campeón, el Atlético de Madrid se tuvo que contentar anoche con mantener en vilo durante un rato largo el alirón azulgrana. Los de Simeone ganaron al Valladolid con un triste gol en propia puerta y sin el lucimiento de sus figuras. A medianoche, con el triunfo del Barça, a Griezmann se le agrió el gesto, a lo Manuel Valls. Pudo y no quiso estar en el Camp Nou. El «me quedo» del documental con el que mareó a la directiva de Bartomeu es hoy más que nunca rúbrica difuminada.

Qué más da cómo se lo tome Griezmann. Lo que cuenta es que el Barça de Valverde ha conquistado la Liga con la autoridad de los mejores entrenadores. Hay que buscar la media sonrisa del técnico cuando salude a lo campeón. La mueca contenida a la espera de las dos próximas etapas de el triplete. Todo es posible.

Columna vertebral

El entrenador es pieza fundamental en la vitrina, pero no hay que quitar el ojo a la columna vertebral sobre el que se sustenta este equipo prodigioso, por efectividad, capacidad de respuesta en los compromisos más complicados, por fabricar un fútbol de muchos quilates. Ter Stegen, Piqué (con Lenglet), Rakitic (con Arthur) y Messi (con Suárez) son los imprescindibles.

Ter Stegen, Piqué (con Lenglet), Rakitic (con Arthur) y Messi (con Suárez) son los imprescindibles

Las notas de todos estos jugadores deben llevar una mención a los técnicos que los descubrieron, los formaron y convencieron de que eran dignos herederos del legado ¿Quieren nombres? Zubizarreta, Robert Fernández. Yéndonos más lejos acabaríamos rescatando del museo la servilleta plastificada con la que Rexach atrapó al mejor futbolista de todos los tiempos.

Ter Stegen se merece el título de mejor meta del mundo. El vídeo condensa intervenciones que también dan un liderato enorme. Ter Stegen es el Messi de las porterías. Solo el miopísimo seleccionador alemán, Joaquim Low, es incapaz de entenderlo en beneficio del caduco Neuer.

No te vayas, Gerard

Gerard Piqué ha superado todos los adjetivos en la mejor temporada que se le ha visto. El Beckenbauer del siglo XXI ha tenido a su lado a Lenglet, que se ha consolidado tanto en el eje de la defensa que invita a darle el pasaporte a Umtiti. Quién iba a decirlo el verano pasado con el Mundial ruso en los Campos Elíseos.

Los jugadores del Barça celebran el títulos con sus hijos / JORDI COTRINA

El tándem Piqué-Lenglet puede durar unas temporadas más. O no, hay quien fantasea con que si Piqué alcanza el triplete quizá sorprenda a todos con un adiós universal (a la espera de mayores metas como presidir el FC Barcelona, hacer más grande el tenis mundial o llevar al Andorra FC al paraíso de la Champions). No te vayas, Gerard.

El uruguayo incansable

Rakitic es un bastión. El futbolista más se fiable de la medular. El croata, al contrario que Coutinho, ha superado el runrún de la grada y el mar de especulaciones sobre su futuro tras el fichaje de De Jong, la joya del Ajax. Hagan sus apuestas: Rakitic se quedará.

Messi es el más grande. Messi es el más grande. Messi es el más grande. Messi es el más grande... Recitémoslo hasta la afonía, con voz de José Agustín Goytisolo. Entre esas olas que son las estrofas, una tabla para Luis Suárez, el uruguayo incansable, el goleador inteligente, más cerca de los surcos de su compatriota Ida Vitale. 

Temas: Messi