Ir a contenido

LA CLAVE

Salir de las tinieblas

Salir de las tinieblas

Albert Sáez

Vox es una escisión del PP surgida de esa zona tenebrosa que hay entre las cloacas del Estado y la realidad política

¿Cómo y por qué la extrema derecha ha salido de las tinieblas en España en relativamente poco tiempo? La respuesta fácil es atribuir el auge de Vox al independentismo catalán. Posiblemente ha sido un detonante o un catalizador. La facción nacionalista del independentismo, liderada ahora por Quim Torra, anima al españolismo más rancio. De ello no hay duda, de la misma manera que la recreación judicial de un clima insurreccional anima una respuesta inspirada en el fascismo de los años 30. Pero no podemos olvidar que la extrema derecha estaba ahí, agazapada, y con algunas victorias simbólicas en 40 años de democracia. ¿Cómo puede explicarse si no que dos partidos constitucionalistas como el PP y Ciudadanos no hayan votado jamás una resolución parlamentaria de condena del franquismo? Porque la realidad es que Vox es una escisión del PP, no solo porque Abascal hubiera sido militante sino también porque su estratega político, que le vincula a Steve Bannon, procede de la FAES de Aznar. El drama de la campaña actual es que da la impresión de que lo que nació para enderezar por la derecha al PP de Casado lo puede acabar devorando. No es casual que la estrella emergente de la campaña electoral sea Cayetana Álvarez de Toledo, procedente también de ese núcleo aznarista que laminó cuanto pudo a Mariano Rajoy durante su presidencia. 

Vox no ha surgido de la nada. Se habla mucho, y a menudo con poca precisión, de las cloacas del Estado. El lado oscuro de toda democracia, dicen muchos. Pero en el caso español, esas zonas opacas fueron desde la transición controladas ideológicamente por la extrema derecha que consideró más eficaz actuar como un poder fáctico que expresarse como fuerza política. De esas cloacas salían y salen hedores que no llegan directamente a la superficie sino que transitan por una zona de tinieblas en la que se mueven, como estamos viendo por la revelaciones de Villarejo, determinados medios de comunicación, determinados banqueros y determinados empresarios. Es en esa zona de tinieblas donde se ha cocinado que el debate sobre el debate sea el epicentro de la campaña electoral. Los príncipes reinan en las tinieblas. 

Temas: Vox