Ir a contenido
Mando a distancia ante un televisor inteligente con conexión a plataformas de TV por internet.

ARCHIVO

Generación Z

Mikel Lejarza

El éxito de las plataformas que ofrecen bajo suscripción vídeos a demanda del espectador está sacudiendo al audiovisual y las series son su arma más potente para lograrlo. Las cifras abruman. Entre las tres principales plataformas de SVOD en EEUU invirtieron 4.500 millones de dólares en series en el 2013 y el año pasado llegaron a los 19.500 millones según Digital Home Revolution. Un informe de la MPAA (Asociación Cinematográfica de América) estima el número de abonados de SVOD en todo el mundo en 613 millones de personas para finales del 2018. Ese mismo año, entre todas las plataformas se lanzaron 319 nuevas series frente a 147 en el 2017. Solo Netflix estrenó 139 y de entre las 20 más vistas colocó a 18 de su catálogo.

Son datos que definen el panorama audiovisual actual, pero no son los únicos porque hay otros actores. La cuota combinada de Google y Facebook en el mercado de publicidad digital del Reino Unido fue del 62,7% en el 2018 y este año se prevé que llegue al 63,3 %. En EEUU es del 59,3%. Una posición de dominio absoluto del mercado.

Youtube, Disney y Warner

Mientras, Youtube cada vez se está centrando más en contenidos similares a los de la televisión con el objetivo de atraer a sus anunciantes. Pero para ello debe de superar la imagen de que Youtube es algo complementario a la televisión pero no comparable, y para lograrlo tiene que demostrar que puede competir con contenidos del mismo nivel y en las mismas pantallas. De ahí que anuncien lanzar un servicio propio en 'streaming' con originales gratuito y financiado únicamente por anuncios. En EEUU ya está disponible en todo el país YouTube TV y han superado el millón de seguidores.

Ante la avalancha de tantas nuevas plataformas aún por llegar (Disney y Warner las próximas), la BBC y la ITV británicas han dado a conocer que lanzarán en breve BRITBOX con lo mejor de la producción de ambas corporaciones. El sector está encendido y cada semana aparecen nuevos jugadores con intención de participar en esta carrera por encontrar el nuevo 'Juego de tronos'.

Nueve horas al día frente a la pantalla

Pero, ¿y las nuevas generaciones? ¿Cómo se relacionan en esta nueva era de la comunicación? Si se lo preguntamos , nos dirán que a través del móvil. Les llaman 'Generación Z' y pasan hasta nueve horas diarias enfrente de alguna pantalla.

Recientemente The Conversation, un medio independiente sin afán de lucro en el que los artículos son escritos por académicos y editados por periodistas profesionales, examinó las tendencias de 8,2 millones de adolescentes estadounidenses en un análisis comparativo de la evolución de sus comportamientos desde los años 70 del siglo pasado hasta la actualidad. Descubrieron que los jóvenes de hoy en día pasan menos tiempo con sus amigos, son menos propensos a salir de sus casas, a ir al cine, a fiestas, a centros comerciales o simplemente a eso que definimos como ir de excursión, que los adolescentes de generaciones anteriores. Es decir, tienen más historias que nunca a su alcance, pero menos en las que los protagonistas sean ellos y sus amigos.

El fenómeno se acrecentó desde el comienzo de la actual década, justo cuando el uso de los 'smartphones' comenzó a crecer, y define a una generación más solitaria y aislada que las anteriores. Algo no va bien.