Ir a contenido

Al contrataque

Unos payasos actuando en la habitación de una paciente en el Hospital de Sant Joan de Déu, en el 2017.

ALBERT BERTRAN

La campaña de Nieves

Ana Pastor

Nieves, que perdió a su hija por un cáncer infantil, pide a los políticos que ahorren en propaganda, papeletas y demás cosas poco necesarias e inviertan en investigación. Y que cumplan los compromisos que adquirieron con ella y con otras muchas familias

A veces la vida llama a la puerta. Y a veces lo hace la muerte para arrebatarte lo más preciado. Estaba yo enfrascada en los preparativos del debate electoral del próximo 23 de abril y entre los muchos mensajes que me iban entrando en el movil, mientras trataba de concentrarme, apareció el de Nieves. Me quedé mirando un rato el teléfono. Abrí el vídeo que adjuntaba tras pensarlo un rato. Y me sacó de la burbuja en la que estaba.

Hace un par de años, Nieves apareció en mi vida y por estas páginas. Ella y también Lucía, su hija de solo 8 años, que falleció en agosto de 2017 por culpa de un cáncer de curación ahora mismo imposible y de siglas malditas: DIPG, glioma difuso intrínseco de tronco. En aquellos días, Nieves me contó que cuando el diagnóstico confirmó los peores augurios se volvió loca. Llevaban muchos meses peleando contra la enfermedad y aquel día sus esperanzas empezaron a salir por la misma puerta que un año después se llevó a Lucía.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los viajes de León a Madrid y Barcelona se hicieron eternos y dolorosos. A pesar del abrazo y el esfuerzo de sus vecinos que les acompañaban en la vuelta a casa. A pesar de todo hasta aquel mes de agosto en el que el tiempo se paró. Como digo Nieves ha reaparecido en mi vida. Y ella también quiere hablar de política. Lucía no está, pero su presencia en la vida de Nieves es innegable. Me manda el vídeo que ha movido en las redes sociales y que ha grabado en la habitación de la pequeña. Delante de una estantería con varios libros y un unicornio rojo de peluche, se dirige directamente a los dirigentes de los partidos. Les pide que ahorren en propaganda, papeletas y demás cosas poco necesarias e inviertan en investigación. Pero lo que es más importante: les pide que cumplan los compromisos que adquirieron con ella y con otras muchas familias.

La investigación contra el cáncer infantil

Nieves fue hace dos años al Congreso para entregar las más de 250.000 firmas recogidas entre la ciudadanía para que aumente la financiación en la investigación contra el cáncer infantil. Es la primera causa de mortalidad infantil en España. «Estáis abandonándonos. Estáis condenando a nuestros niños», dice Nieves bajando la mirada con gesto de infinita tristeza en esa habitación donde ahora vive solo el unicornio rojo. Nieves siempre menciona a su hija y también a los de muchos otros: Martina, Claudia, José David...

Cierra su vídeo pidiendo a los políticos que no dejen que «nuestros investigadores y médicos se vayan a otros países». Les necesitamos. Como necesitamos políticos que cumplan sus promesas especialmente en las decisiones que pueden salvar vidas. Y, sobre todo, necesitamos gente como Nieves que nos lo recuerde a menudo. Especialmente en campaña. Para que no nos despistemos. El unicornio rojo sigue ahí.