Ir a contenido

Fenómeno electoral

Volodymyr Zelenskiy.

REUTERS / Valentyn Ogirenko

El momento de Volodímir (o de Vasil)

Toni Aira

La duda es si gobernará el candidato vencedor de la primera vuelta en Ucrania o el personaje que representa en una serie

Hace unos años, a principios de los 2000, diferentes periodistas y algunos investigadores universitarios se centraron en observar paralelismos que intrigaban acerca de la serie 'The West Wing' ('El Ala Oeste de la Casa Blanca') y el proyecto Obama, que poco después cuajaría en las urnas. Se supo, con el tiempo, que se había trabajado en ello, de la mano de guionistas y de productores que quisieron generar un estado de ánimo y un cierto relato proclive a la opción de un primer presidente no blanco, que en la ficción que precedió a la realidad era latino, y que con el primer demócrata negro al frente de la Casa Blanca culminaría una buena estrategia, reforzada en parte por aquella serie de ficción de éxito. ¿Ahora en Ucrania podría haber pasado algo parecido?

Y es que parecen claros los paralelismos entre el capítulo de la serie de culto 'Black Mirror' titulado 'The Waldo Moment' ('El momento de Waldo', 2013) y lo que está sucediendo en la actual campaña ucraniana, donde el actor Volodímir Zelenski ha pasado a la segunda vuelta de las presidenciales, quedando muy por delante del actual presidente Petró Poroshenko. Ellos se disputarán el cargo el domingo 21 de abril en las urnas. Pero, ¿quién es Zelenski? Sin duda, una versión mejorada de Waldo, el personaje de un actor que a través de esta sátira hecha dibujo animado no dejaba títere político con cabeza en un capítulo memorable a la vez que angustiante de 'Black Mirror', donde guiñol e intérprete acababan de candidato con opciones en unas elecciones británicas, también contra pronóstico.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El Servidor del Pueblo es el nombre del partido con el que Zelenski se ha presentado a las elecciones pero también es el título de la serie donde él interpreta el papel que los ciudadanos están a punto de designarle en la vida real: el de presidente de Urania. Los guiones de los últimos capítulos parece que formen parte de la campaña electoral y da la sensación que los ucranianos quieren que el actor conduzca el país como lo hace su personaje Vasil Golodorodko en televisión. ¿Han votado al personaje antipolíticos tradicionales o al candidato/actor real? Él dice que ciertos medios ucranianos del 'establishment' hacen correr 'fake news' sobre su persona y que entre ellas estaría decir que la gente no le vota a él sino a su personaje. Asegura que una parte importante de la ciudadanía ya lo conocía mucho antes de ese papel, por sus parodias satíricas y por su opción patriótica ucraniana.

Sea como fuere, lo real es que, como en la ficción de 'Black Mirror', el menos político de los candidatos, el más anticandidato al uso, el rey del entretenimiento en la campaña electoral, es quien ahora tiene más al alcance alzarse con la victoria. Y el argumento en su contra más socorrido recuerda al que un viejo John McCain utilizó contra el joven y emergente Barack Obama en 2008: es una celebridad, sí, ¿pero está preparado para gobernar? La duda, sin embargo, y llegados a este punto, parece ya más fijada en si gobernará Volodímir o su personaje de Vasil en la tele, más que si lo hará él o su contrincante en las urnas.

Temas: Ucrania