Ir a contenido

Dos miradas

Carlos Sobera en una publicidad de 888. 

Apuestas Sobera

Emma Riverola

La publicidad de apuestas deportivas en la red se parece a ofrecer cerveza a un alcohólico

En su currículo luce la carrera de Derecho y ha sido profesor de Derecho de la Publicidad en la Universidad del País Vasco. Es actor, presentador y empresario. Una garantía de éxito para cualquier programa que conduce. Actualmente compagina la presentación de ‘Volverte a ver’ en Telecinco y ‘First Dates’ en Cuatro. Carlos Sobera destila inteligencia, optimismo, simpatía, espontaneidad y las dosis justas de emotividad. Un conductor exquisito para programas de todo tipo, también infantiles. Buen rollo, vamos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

“Entra, entra, entra, Mira, mira, mira. Apuesta, apuesta, apuesta, Sufre, sufre, sufre. Ríe, ríe, ríe. Salta, salta, salta. Vive, vive, vive. Ocho, ocho, ocho. Juega, juega, juega”. Autocontrol, uno de los máximos organismos de control de la publicidad en España, ha sancionado a la casa de apuestas 888 a modificar uno de sus anuncios por saltarse las normas de conducta. El espot anima a apostar de forma compulsiva. Veinte segundos de palabras repetidas a ritmo frenético acompañadas de los gestos vehementes de, precisamente, Carlos Sobera. Resulta difícil imaginar al presentador ofreciendo cervezas en una reunión de alcohólicos anónimos. Desgraciadamente, eso es exactamente a lo que se dedica la publicidad de apuestas deportivas en la red. Bienvenida la sanción al anuncio de 888, pero urge acabar con la permisividad social y legal que ampara la comunicación de la ludopatía y que impacta, directamente, en los menores.