Ir a contenido

Editorial

Éxito del renovado Cómic Barcelona

El salón ha empezado a andar con buen pie, con 112.000 visitantes en tres días, en su reorientación hacia un festival más integrador

Ambiente en el Cómic Barcelona.

Ambiente en el Cómic Barcelona. / FERRAN NADEU

La cifra de asistentes ha sido algo inferior a la que se repitió en las tres ediciones anteriores: 112.000 por 118.000. Pero esa mínima rebaja en el balance del salón de la historieta de Barcelona encuentra muy pronto su explicación: esta edición ha tenido tres días de duración, en lugar de cuatro. La novedosa medida ha sido aplaudida por el sector, ya que el jueves era muy flojo en cuanto a ventas y visitantes. El renovado Cómic Barcelona ha empezado, por lo tanto, a andar con buen pie y con un giro evidente respecto al Salón del Cómic, su nombre tradicional, bajo la dirección de Meritxell Puig. Fue la sustituta de Carles Santamaría por motivos de salud en octubre del 2017. La directora, en su primer año completo a cargo del certamen, lo ha reorientado hacia un festival «más integrador» que persigue, antes que la espectacularidad de las exposiciónes, la búsqueda de nuevos lectores. Algo que pasa por el apoyo a las editoriales, tanto las más potentes como las más pequeñas o alternativas.

El 2019 ha sido el año en que el Cómic Barcelona homenajeó al fallecido Stan Lee, la leyenda de los superhéroes, y en que recibió la visita de ilustres como Daniel Clowes o Milo Manara. Pero también ha sido el de una mayor presencia de autores españoles o el de un amplio programa de actividades alrededor de la historieta,  con charlas y encuentros profesionales, por ejemplo. El estrenado Cómic Kids, por último, es una de las bazas a potenciar para el reto ineludible de captar a nuevos aficionados a los tebeos.