Ir a contenido

Errores judiciales

Un jurista vistiendo una toga.

FERRAN NADEU

¿Malas leyes o malos jueces?

Carmen Domingo

Las sentencias reflejan la pervivencia del poder patriarcal

No hay semana sin que me sorprenda el resultado de una sentencia en la que haya una mujer involucrada por distintos motivos de violencia machista y la condena de ese delito acabe siendo una mera anécdota para el hombre acusado. Sentencias que me hacen pensar que algo está fallando en nuestro ordenamiento jurídico y nuestro sistema judicial respecto a la conducta de los hombres en su relación con las mujeres.

Esta semana han sido dos. “Condenado a seis años de cárcel por matar a su hermana y acuchillar a su madre”; parece ser que, como iba drogado, es un eximente la ingesta de sustancias estupefacientes, se lee en la sentencia. Y la otra: “Condenan por imprudencia a un hombre que patea a su esposa dejándola sin olfato de por vida”, porque su intención -dice la sentencia- no era dejarla sin ese sentido. Solo les faltó decir que fue por mala suerte.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A la luz de estas sentencias, no nos queda más remedio que pensar que el poder patriarcal tiene su reflejo más eficaz en las sentencias de los jueces, y que estos jueces, aplicadores de las leyes, permiten que acabemos con unas penas que, casi siempre, nos dejan el regusto de que perjudican a las víctimas de violencia machista.

Pero no os quejéis tanto, os dirán los juristas, que a veces también la justicia es justa y las sentencias muchas veces resuelven a favor de las víctimas. Aunque... cuando son favorecedoras para las mujeres víctimas de violencia machista, parece que no se cumplen y en el caso del 80% de las víctimas de trata nunca obtiene la indemnización compensatoria tras la condena, explica recientemente el estudio internacional financiado por la Unión Europea Justice at last.

Claro que, no olvidemos, si los magistrados dictaran sentencias no ajustadas a la ley podrían ser perseguidos por prevaricación. Así que partimos del supuesto de que hacen lo que deben.

De modo que… ¿a ver si no va a ser cuestión tanto de jueces como de hacer unas reformas imprescindibles de las leyes que nos ayuden a avanzar en una democracia que resulte protectora de los más débiles?

Temas: Justicia