Ir a contenido

Insulto mal usado

Albano Dante Fachin, cabeza de lista del  Front Republica por Barcelona a les elecciones generales.

ACN / Pere Francesch

Los payasos de Fachin

Carles Sans

O a este político los clowns le parecen lo peor, o tiene una gran consideración para la gente de Vox por equipararla con nosotros

Hoy voy a escribir sobre una cuestión que ya he tratado una vez y en la que voy a abundar porque veo que necesita una mayor reflexión. Probablemente será imposible conseguir que cuando algunos quieran insultar a otro dejen de llamarle 'payaso'. Esa gente que usa 'payaso' asocia esta profesión con alguien patético que hace el ridículo y que además es tonto.

La profesionalidad del payaso ha sido siempre poco respetada. Es más, cuando se ha querido hablar en serio de esta profesión se ha pretendido mostrar que quienes se dedican a ello son gente tristellena de melancolía y soledad. ¿Quién no ha visto o leído una historia sobre un payaso triste que obligado por su oficio a de hacer reír a los demás cuando él se siente desgraciado? ¡Más madera! Hay quienes otorgan al payaso la facultad de ser un personaje terrorífico. Existe una moda en Estados Unidos de disfrazarse de payaso asesino y asustar de noche a personas que transitan por lugares poco concurridos. Ya son unas cuantas las películas que han mostrado la figura del payaso aterrador. Vean si no 'Balada triste de trompeta', de Álex de la Iglesia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Nada de eso le hace un favor a una de las profesiones más bellas del mundo. Pero la gota que colma el vaso llega cuando un político o un activista hace unas declaraciones como las del señor Albano Dante Fachin hace ya unos días en una entrevista en Catalunya Ràdio en la que dijo: "Los de Vox no nos dan miedo, son unos payasos". ¡Utilizó 'payasos' para definir a la gente de Vox! Ese partido de ultraderecha del que tanto se habla últimamente. O al señor Fachin los payasos le parecen lo peor, o tiene una gran consideración para la gente de Vox por equipararla a nosotros.

Ruego que, al menos quienes tengan opinión y la usen públicamente, lo hagan con la justicia que se merecen aquellos a quienes se nombra. Porque, de lo contrario, valdría como bueno hacer del apellido del señor Fachin un chiste que no tendría gracia. Ya me entienden.