20 feb 2020

Ir a contenido

El nuevo mercado laboral

El talento digital

MONRA

El talento digital

Carmina Crusafon

La digitalización de la economía demanda nuevos perfiles profesionales que combinen conocimiento tecnológico con habilidades de adaptación al cambio

El mercado laboral tiene demanda de nuevos perfiles que puedan trabajar en entornos tecnológicos y cambiantes. Se conoce como el talento digital. Los datos de la Unión Europea indican que habrá casi un millón de vacantes en este ámbito para el próximo año. Se trata de un tema relevante para cualquier sociedad. ¿Por qué? Afecta a la educación en sus distintas etapas y a la formación continuada; impacta sobre la industria y obliga a los gobiernos a crear políticas públicas que favorezcan su desarrollo. 

La primacía del STEM

Cuando se habla de talento digital, la primera idea que se menciona es la necesidad de perfiles que procedan de los ámbitos de la tecnología, ingeniería, ciencias y matemáticas. De hecho, esta preferencia queda resumida en el acrónimo inglés STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics). Según los diferentes estudios, los egresados de estas titulaciones son los más buscados ahora mismo en Europa. Por este motivo, ahora se diseñan políticas educativas para potenciar estas disciplinas en el currículum académico, desde la educación primaria hasta la universitaria. Incluso esta primacía ha puesto de relieve la falta de mujeres con esta formación en el mercado laboral y se están impulsando diferentes iniciativas para fomentar vocaciones femeninas en estos ámbitos. Existe también una tendencia a incorporar un elemento adicional que no sea tan técnico: el componente artístico. Por esta razón se incluye una A en las siglas STEM para convertirlas en STEAM y de esta manera integrar en esta selección un perfil con una formación artística.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En esta línea, hay que precisar que, a pesar del predominio de estos perfiles, esto no significa que no va a haber cabida para otros puestos profesionales en el entorno digital. Al contrario, lo importante es señalar que todos deberían tener la capacidad de integrar la tecnología en su desempeño profesional y así responder a las nuevas necesidades del entorno laboral digital.

Las ‘soft skills’ son fundamentales

Se habla de perfiles con base tecnológica y digital, pero aparecen asimismo con mucha fuerzan unas habilidades conocidas como blandas o ‘soft skills’. Algunos expertos indican que estas resultan fundamentales porque nos permitirán diferenciarnos de las máquinas. La automatización y la robotización se están incorporando de manera masiva en algunos sectores económicos gracias a la aplicación de sistemas de inteligencia artificial.

En algunos sectores económicos se teme una pérdida importante de empleos. Es precisamente ante esta realidad que los especialistas indican que aparecerá una nueva demanda de puestos y en ellos estas habilidades serán esenciales. Nos referimos especialmente a la creatividad, la comunicación, el pensamiento crítico, las habilidades para resolver problemas y la inteligencia emocional, que se sitúan en las primeras posiciones de la clasificación de las habilidades más buscadas. Esto se traduce en un valor añadido a las empresas que aportarán con un pensamiento analítico e innovador, con capacidad de liderazgo y de influencia social; así como con capacidad de gestión del tiempo y negociación.

Todos a una: industria, universidad y administración

La digitalización de la economía es una prioridad de la Unión Europea. El desarrollo del Mercado Único Digital es su máxima expresión. Bajo este paraguas, se están desarrollando diferentes iniciativas a nivel nacional y local. Las experiencias con éxito ponen de relieve la unidad de acción entre los diferentes actores implicados: la industria, las instituciones educativas y la Administración.

Una de las últimas iniciativas para impulsar esta cooperación ha sido presentada hace unos días bajo el título ‘Barcelona Digital Talent’. Impulsada por la Barcelona Mobile Capital con la participación de la Administración y la industria, quiere impulsar la atracción de este tipo de profesionales a la ciudad y potenciar de esta forma, el conjunto del sector económico digital. Su presentación fue todo un éxito de convocatoria, pero faltó conocer con detalle qué se quiere hacer exactamente. Esperemos que no se pierda la oportunidad de explicarlo y ponerlo en marcha, porque la demanda existe y todos quieren participar y contribuir. Lo más importante es que todos vayan a una para sumar y no restar en busca de protagonismos particulares. ¡Larga vida al talento digital!