Ir a contenido

PANTALLAS

Jeffrey Katzenberg  y Steven Spielberg. 

PETER MORGAN (REUTERS)

Más, pero breve

Mikel Lejarza

Más madera. Como las nuevas generaciones se pasan la vida conectadas a los teléfonos inteligentes y se han acostumbrado a consumir vídeos de todo tipo en sus reducidas pantallas, era de esperar que surgieran contenidos apropiados a este tipo de público y esta nueva forma de consumo, en unos tiempos en que el televisor ha dejado de ser la pequeña pantalla y se ha convertido en la grande, con todos sus vicios y virtudes.

QUIBI es una ‘start up’ dedicada a producir videos de menos de 10 minutos, pero con factura y producción del más alto nivel hollywoodiense creados específicamente para ser consumidos en ‘smartphones’. No se trata de una compañía de las miles que hay que buscan y encuentran en YouTube su plataforma de expansión más común, sino de algo realmente nuevo concebido para esos momentos en los que vamos en transporte público, esperamos en alguna cola o simplemente gozamos de unos breves minutos de descanso. QUIBI quiere centrarse en el más de un millón de estadounidenses que afirman consumir al menos una hora de vídeo al día en sus terminales telefónicas, y pretende atraer su atención ofreciéndoles contenidos de la máxima calidad, solo que en formato reducido en cuanto a su duración.

Para ello están trabajando en desarrollar proyectos que cuentan con pesos pesados del entretenimiento y del deporte como Steven Spielberg, Guillermo del Toro, Justin Timberlake, Jennifer López, Zac Efron o Kobe Bryant, entre otros muchos. Detrás de la compañía están Meg Whitmanexconsejera delegada de eBay y HP, y Jeffrey Katzenberg, expresidente de Disney y cofundador con Spielberg de Dreamworks. Es decir, la apuesta va en serio.

"QUIBI es una 'start up' dedicada a producir vídeos de menos de 10 minutos"

En el último mes han dado luz verde a nueve proyectos, cuatro de los cuales son de ficción y muestran con rotundidad la ambición de su propuesta. El primero está basado en la novela ‘The Vampire Tapestry’, de Suzy McKee Charnas, y cuenta la vida de un antropólogo que en realidad es un vampiro. Como productor aparece el genial Guillermo del Toro. ‘Free Ray Seen’ será un ‘thriller’ que contará una crisis con rehenes. ‘Frat Boy genius’, una comedia que ofrecerá su particular punto de vista divertido y a ratos oscuro sobre la historia real del éxito de ‘Snapchat’. Y, por último, el que parece proyecto estrella, una precuela de la telenovela estrenada por el canal hispano Telemundo en el 2013, ‘El Señor de los Cielos’. En ella, se contaba la vida de un narcotraficante llamado Aurelio Casillas, que tuvo un enorme éxito y ahora QUIBI prepara una serie de episodios breves contando los orígenes de dicho protagonista, con la pretensión de que el resultado sea para ellos lo que ‘Narcos’ fue para Netflix.

Es curioso como en una coyuntura en la que cada vez hay más series, acortan su número de episodios por temporadas, al tiempo que se reduce el número de estas. Ahora el fenómeno llega a la duración de sus episodios hasta un nivel que parece que los ‘cortos’ se puedan poner de moda en breve. “Más, pero breve“, parece el eslogan de estos tiempos urgentes, cuando hasta hace poco el sueño de cualquier productor era colocar una serie que durara décadas, porque es en ellas donde se obtienen los beneficios. Me pregunto quién pagará esta nueva fiesta a punto de comenzar.