Ir a contenido

Pequeño observatorio

Escudo de armas de la duquesa de Cornualles

Clarence House

Los hados ya no pueden gobernarnos

Josep Maria Espinàs

Al decir "las cosas son como son" acudimos al fatalismo para no luchar contra la adversidad

¿En qué momento se declaró que el león era el rey de la selva? ¿Quién lo sentenció? ¿Y con qué argumentos?

Es evidente que la proclamación ha tenido un gran éxito. La imagen del león aparece como una imagen contundente, vigorosa. La encontramos en varias aplicaciones, en pantallas de cine, en productos que la utilizan para expresar vigor. La imagen del león no es nunca agresiva, simplemente es una imagen de poder.

Y como todos los poderes, debe saber cuándo y cómo debe ejercerse para evitar el abuso.

Hay una palabra que para mi es seductora: el diminutivo 'leoncito'. Un león pequeño, un león joven tiene una bonita estética y aún no conoce la agresividad. Me hace pensar en la gente que ha nacido amable y que con el paso del tiempo se va irritando. ¿Es que los humanos tenemos, a veces, una excesiva conciencia de nuestra caducidad?

Yo soy un ignorante en animales. Tigres, leones, leopardos... son unos extranjeros en las vidas de las 'nuestras' bestias. Quizá los animales más conocidos son los cazados y los domesticados.

Si me obligaran a explicar la diferencia de león con leopardo es posible que no acertara en la descripción del uno y del otro. La imagen de un león aparece en muchas banderas y escudos, y pienso que es posible que un animal en el escudo se considerase en otros tiempos un compañero de noble resistencia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

He buscado en una enciclopedia la palabra 'escudo' y he encontrado esta inesperada referencia: "Una buena mula con una silla de montar y un escudo...".

Ante esto el lector comprenderá que yo procuro resistirme al mundo apasionante de las interpretaciones.

Francamente, interpretar un hecho o unas palabras no siempre es fácil. Recuerdo una afirmación que a menudo se utiliza: "Las cosas son como son". Y así acudimos al fatalismo que nos permite ni explicar ni luchar contra la adversidad.

Yo pienso que los hados ya hace tiempo que desaparecieron. Ahora somos racionales, para bien o para mal.