LA CLAVE

Democracia y 'brexit'

El Parlamento británico debería hacer honor a sus orígenes de garante de la representación del pueblo y reconocer que lo que están haciendo desde la Cámara ya no representa a nadie

Se lee en minutos
Manifestación en Londres pidiendo un segundo referéndum del ’brexit’.

Manifestación en Londres pidiendo un segundo referéndum del ’brexit’. / AP / Kirsty Wigglesworth

Una de las principales contribuciones de Inglaterra al mundo ha sido el parlamentarismo, la representación del pueblo en el Gobierno. Sin embargo, la Cámara de los Comunes británica, ejemplo entre las grandes democracias del mundo, atraviesa sus horas más bajas con el bloqueo del 'brexit'. El Parlamento británico no ha sido capaz de llevar adelante el resultado del referéndum votado el 23 de junio del 2016 en el que el 51,9% de los electores eligieron salir de la Unión Europea, contra un 48,1% que votaron quedarse.

El Parlamento ha votado que no quiere salir con el acuerdo negociado con la UE, tampoco quiere salir a las bravas sin acuerdo previo, y tampoco tiene claro para qué precisan una prórroga si ya han votado dos veces 'no' a las opciones posibles.

El fracaso de los Comunes tiene su origen en el pecado original del referéndum. Este se organizó para dar voz al pueblo sin tener un plan realista de salida de la UE. La campaña electoral se basó en que ser un Estado miembro minaba la soberanía británica, por lo que el brexit permitiría un mayor control de la inmigración, una mejor posición británica para negociar acuerdos comerciales y una liberación de la regulación y burocracia comunitaria. Todas estas premisas se vio posteriormente que eran falsas. Como también se supo que la injerencia rusa en la campaña y el uso de las 'fake news' fueron claves para inducir un clima de opinión favorable al 'brexit' en la ciudadanía.

Te puede interesar

En este callejón sin salida, el Parlamento británico sigue sin querer ni oír hablar de un segundo referéndum. Pero este sábado cientos de miles de personas se lo han reclamado en Londres en una masiva manifestación bajo el lema 'En manos de la gente'. En paralelo, una iniciativa que pide que se detenga el 'brexit' suma ya más de 4 millones de firmas en internet. 

El Parlamento debería después de este fin de semana hacer honor a sus orígenes y actuar como la verdadera representación del pueblo en el Gobierno. Asumir que lo que están haciendo en la Cámara de los Comunes ya no representa a nadie y supone un gran bochorno que solo conduce al país al caos.

Temas

Brexit