Ir a contenido

Vaticinio electoral

El final de los 'comuns'

JORDI PUJOLAR (ACN)

El final de los 'comuns'

Joaquim Coll

El espacio de la confluencia de izquierdas está hoy en fase de desintegración tras sucesivos abandonos personales y escisiones. La ambigüedad como estrategia lo situó en tierra de nadie

La memoria es frágil y pocos se acuerdan ya de que los 'comuns' ganaron las dos últimas elecciones generales en Catalunya, en diciembre del 2015 y medio año después cuando la legislatura quedó bloqueada y volvimos a las urnas. Antes de eso, la confluencia de las izquierdas alternativas dio la sorpresa en las municipales, con Ada Colau haciéndose con la alcaldía. Sin embargo, dentro dos meses ambos activos se habrán esfumado. Sobre el hundimiento en las generales no caben muchas dudas. Las encuestas sitúan a Catalunya en Comú muy lejos de la primera posición, que ahora mismo se disputan un renacido PSC gracias al viento favorable que ha levantado Pedro Sánchez desde el Gobierno, y una ERC que se configura como el partido principal del independentismo frente al caos puigdemontista. En las municipales, aunque el escenario es más incierto, la derrota de Colau se masca en el ambiente. No solo por la deficiente gestión de la alcaldesa, sino también porque el 'procés' ha descompuesto a su formación hasta los cimientos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El espacio de los 'comuns' está hoy en fase de desintegración tras sucesivos abandonos personales y escisionesXavier Domènech, que lideró la victoria en las generales hace cuatro años, fue ungido para construir ese "nuevo sujeto político" (el "PSUC del siglo XXI", lo denominó) para superar el debate identitario y priorizar los "problemas de la gente". Pero fue incapaz de tener un proyecto territorial claro, mientras que la ambigüedad como estrategia, el 'no pero sí' frente a las tropelías del independentismo, lo situó en tierra de nadie. Al final, soberanistas como Joan Josep Nuet (líder de EUiA) o Elisenda Alamany  han dado el salto a ERC, en una huida oportunista. Tampoco los federalistas están contentos, porque Colau ha situado al más separatista de todos, Jaume Asens, abogado de etarras y asesor de Puigdemont en su huida a Bélgica, como cabeza de lista para el Congreso. La democracia interna y las primarias han sido otra broma. El batacazo promete ser mayúsculo. El final de los 'comuns' está cerca de escribirse. Sin coherencia política no hay sujeto ni futuro.