Ir a contenido

LA CLAVE

Quecon Novell, como Carles Puigdemont, con el original, en Polònia (TV-3).

JORDI BEDMAR

La 'fake politics' de Puigdemont

Enric Hernàndez

Que nadie se lleve a engaño: no hubo "referéndum vinculante" ni república, el 'expresident' no regresó tras imponerse a ERC en las urnas ni podrá volver con inmunidad si no recoge antes el acta de eurodiputado en Madrid

Para que la política banal haga mella en las urnas deben darse estas condiciones (una o ambas): que los electores profesen una fe ciega en sus líderes o que padezcan de desmemoria. La primera, como todo dogma, carece de la cura; para remediar la segunda, en cambio, acuden en nuestro auxilio las hemerotecas y el rastro digital, que dan fe de cuanto queda dicho y escrito. Por fortuna, ni las palabras ni los tuits se los lleva el viento.

Carles Puigdemont niega desde su retiro en Waterloo haber roto la promesa de regresar a Catalunya tras las elecciones del 2017. "Alguien me podría decir que prometí volver si era investido y no he vuelto. Pero es que no he sido investido, y eso que he hecho todo lo posible para serlo." Falso. El eslogan de Junts per Catalunya en la campaña del 21-D fue "para que vuelva el 'president', hay que votar al 'president'". Nunca supeditó Puigdemont su retorno a que previamente fuera investido en el Parlament, tal vez porque ni el más incauto se hubiera tragado que pudiera serlo por videoconferencia.

El último vídeo de campaña de Junts per Catalunya, con Carles Puigdemont paseando por un bosque.

Igual de tajante fue el pasado 13 de noviembre: "Yo no quiero ser candidato a las europeas. La única manera de que yo lo sea es ir de número dos de Oriol Junqueras. No hay otra. Si predicamos la idea de la máxima unidad, la tenemos que practicar." Falso. El pasado domingo, el 'expresident' impuso al PDECat su candidatura europea, que ni siquiera fue objeto de votación en el consejo nacional.

FALSA INMUNIDAD

Prosigue el prófugo con la fábula al anunciar su regreso a Catalunya como eurodiputado: "Serlo o no depende de Europa, no de la Junta Electoral (...) No es necesario acudir recoger el acta [a Madrid] (...) La inmunidad comienza cuando eres elegido." Falso, falso y falso. Fuentes comunitarias aclaran que un aspirante no goza de inmunidad hasta que obtiene el escaño, y que en España ello no sucede hasta que este acata la Constitución presencialmente.

El referéndum "vinculante", la DUI, las estructuras de estado, la república... Hasta ahora la 'fake politics' (política falsa) no le ha pasado factura a Puigdemont. Sirva este recordatorio, al menos, para que nadie más se lleve a engaño.