Ir a contenido

Editorial

Los Mossos se desmarcan de las decisiones del Govern

De las dos últimas jornadas del juicio se desprende la discrepancia entre la cúpula de la policía autonómica y los mandos políticos, cuyo alcance debería aclarar Trapero

La Sala de Plenos del Tribunal Supremo durante el juicio del ’procés’

La Sala de Plenos del Tribunal Supremo durante el juicio del ’procés’ / EFE / EMILIO NARANJO

Un segundo comisario de los Mossos d’Esquadra, Emili Quevedo, confirmó este lunes en el Tribunal Supremo la versión ofrecida el jueves por el exjefe de Información del cuerpo, Manuel Castellví, en el sentido de que la cúpula de la policía autonómica intentó, hasta por dos veces, disuadir al 'president' Carles Puigdemont, al vicepresidente Oriol Junqueras y al conseller Joaquim Forn, de que convocaran el referéndum del 1-O por el “clima de tensión” que se vivía en Catalunya. A preguntas de las defensas, Castellví matizó su explosiva declaración del jueves en la que había dicho que se temía “una escalada de violencia”. En su segunda comparecencia, afirmó que las previsiones de violencia resultaron erróneas, que se esperaba una “resistencia pasiva”, que los grupos más radicales “no se constituyeron” el 1-O y que los dirigentes políticos no interfirieron en los planes operativos. Pero Quevedo sostuvo que era incompatible que los Mossos trataran de actuar como policía judicial para impedir el referéndum y mantener la convocatoria de la consulta.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En cualquier caso, de las dos últimas jornadas del juicio se desprende la discrepancia entre los Mossos y los mandos políticos cuyo alcance debería aclarar el jueves el mayor Josep Lluís Trapero. Quedan aún flecos pendientes para discernir si las advertencias de los Mossos abonan la rebelión de los políticos, como sostiene la fiscalía, o la impiden al no contar con miles de agentes activos a favor de la independencia, como se asegura desde sectores independentistas.