Al contado

Infiltrados del independentismo

Tras ganar peso sindical, el secesionismo afronta el asalto a las cámaras de comercio

Se lee en minutos
Infiltrados del independentismo

Por momentos recuerdo la película 'Infiltrados', de Martin Scorsese, en la que el policía novato Billy Costigan, encarnado por Leonardo di Caprio, se introduce en la banda del poderoso jefe de la mafia irlandesa Frank Costello (el histriónico Jack Nicholson).

Salvando las distancias, por supuesto, sin mafias ni policías camuflados, la referencia sirve para describir cómo movimientos civiles proindependentistas como la Assemblea Nacional Catalana (ANC) impulsan el asalto (legal y democrático) a instituciones y entidades del 'establishment' en Catalunya. Y además cuentan con un apoyo entusiasta del Govern, movido por un cierto afán de revancha contra los poderes económicos establecidos, que, a su juicio, dejaron el 'procés' en la estacada. "Ahora es la nuestra para cambiar la correlación de fuerzas", parece que se digan.

Este intento de infiltración, que se suma a la colonización política llevada a cabo en numerosos colegios profesionales y asociaciones a lo largo de los últimos años, puede tener uno de sus puntos culminantes en las próximas elecciones a las cámaras de comerciolas próximas elecciones a las cámaras de comercio, con una candidatura promovida por la ANC o el Cercle Català de Negocis. Su objetivo es lograr el máximo de vocales en los plenos de estas instituciones, en especial la de Barcelona, para conseguir una presidencia lo más proclive posible al independentismo y, a poder ser, al unilateralismo. Más que intereses empresariales defienden abiertamente objetivos políticos y secesionistas. 

Otro episodio de esta ofensiva son las últimas elecciones sindicales en los servicios centrales y territoriales de la Generalitat. La Intersindical CSC, un sindicato residual hasta ahora, que convocó la última y fallida 'huelga de país' el pasado 21 de febrero  -alentada por el Govern-, se ha convertido en la segunda fuerza más votada, con algo más del 20% del total y ha pasado de 4 a 35 delegados 'Vota per un sindicalisme compromès amb el país', animaba la ANC desde su cuenta de twitter. 

Te puede interesar

En una línea similar, las elecciones camerales, que deben celebrarse entre el 2 y el 8 de mayo, pueden dar a quienes apoyan abiertamente la infiltración del secesionismo en todas las instituciones y entidades del mundo económico y social un importante empujón. 'Les Cambres: eines de país' es su lema. Más claro...

Y el voto electrónico, introducido por el Govern, permite un nivel de participación sin precedentes, que deja mucho más abierto el resultado de las elecciones a las cámaras que con el sistema anterior. Todo ello puede ser la guinda del pastel de la estrategia soberanista, como ese referéndum al que tanto se apela. Al independentismo capacidad de movilización no le falta, como saben algunos de sus contrincantes y 'establishment'. Al final es una cuestión de urnas y de votos ¿No consiste en eso la democracia?