Ir a contenido

Pequeño observatorio

La primera imagen oficial que confirma la celebración de la próxima edición del Mobile World Congress en Barcelona.

Josep M. Berengueras (El Periódico)

Palabras que se van comprimiendo

Josep Maria Espinàs

Vivimos una época en la que se produce una apoteosis universal de las llamadas 'abreviaturas', pronunciadas o escritas

Somos muchos los que leemos periódicos. Ya sé que comparando los lectores de nuestro país con algunos europeos y americanos me parece que no somos una grandes devoradores de la prensa diaria. Si no me equivoco, nos ganan los franceses, los ingleses y bastantes países orientales y americanos. Pero no escribo este artículo para informar, sino para jugar un poco con las palabras.

Ayer me di cuenta de un hecho del que no era consciente: la apoteosis universal de las llamadas 'abreviaturas'. Pronunciadas o escritas. Una de las más populares es el antiguo 'Sr.' ¿Cuántos 'Sr' escriben al día? Ahora ya menos usado que en otros tiempos pero todo el mundo sabe que 'Sr' significa señor. A no ser que este señor sea tan importante que es ilustrísimo. O sea ilustre.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Se da por hecho que yo sé que el PDECat es el Partido Demócrata Europeo Catalán, que la GSM son las siglas en inglés del sistema global para las comunicaciones de los móviles, o que la CAM forma parte de la marca comercial de una caja de ahorros que se ve que ya no existe. Me hablaban del fundador de Tesla y del Vox. Y yo que voy leyendo, cada día me siento más estúpido porque ignoro qué me están diciendo. Me dicen que es importante la CEAR, y suerte que me cuentan que es la comisión española de ayuda al refugiado.

En otros tiempos los amigos me preguntaban si había leído un libro muy interesante. Los libros no ligan con esta tendencia reduccionista, qué le vamos a hacer. Quién sabe si recuperaremos la comunicación gestual, que ya es suficiente para algunos animales.

Si ahora aún nos importa mucho lo que dice una voz y sus matices tendremos que aprender a comunicarnos por un revolucionario alfabeto 'electro-personal'. ¿Podemos hoy imaginar unas revoluciones comunicativas radicales como la de los primeros humanos? Pienso que terminaremos descubriendo el lenguaje del silencio.