Ir a contenido

Dos miradas

"Quién espera imagina lo que ha de venir; de este modo, esperar se ha convertido en el primer gran hito cultural de los hombres". La frase del profesor Pep Nadal evoca a George Steiner

En 'Un largo sábado', George Steiner habla con la periodista Laure Adler sobre muchos de los aspectos de su obra y su experiencia. Este 'sábado' del título proviene del intento de Steiner de aplicar el esquema religioso de la secuencia viernes / sábado / domingo a la evolución de las pasiones y las preocupaciones de los humanos. El esquema tiene "una fuerza sugestiva ilimitada": hay un viernes en el que todo es desolación, tristeza y nocturnidad, y también hay un domingo, que es símbolo claro y diáfano de la resurrección. En medio, el sábado de la espera: "la incertidumbre del sábado donde no sucede nada y nada se mueve, el sábado desconocido de la espera sin garantías". Steiner concluye que es en este sábado conceptual, "el de nuestra historia", donde coinciden dos mecánicas, "la de la desesperación y la de la esperanza". Ambas pertenecen al mismo campo semántico, el de la espera. Un sábado de expectativas que tanto pueden ser realidades como desilusiones.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hace unos días, en una cena de amigos en el Motel Empordà, una ceremonia en torno a la mitología del 'niu', aquel plato descomunal de gusto y concepción, el profesor Pep Nadal pronunció un parlamento elegíaco en unos términos similares a los de Steiner. "Quién espera imagina lo que ha de venir; de este modo, esperar se ha convertido en el primer gran hito cultural de los hombres". Esperar e interrogarse sobre las constantes oscilaciones entre el viernes y el domingo.