Ir a contenido

Al contrataque

La huelga del sindicato 'indepe'

ÁNGEL GARCIA

La huelga del sindicato 'indepe'

Xavier Sardà

Da igual lo que digamos de la prisión preventiva, o si pensamos que hubo o no violencia, porque no somos adeptos, somos unos mierdecillas de 'sin patria'

¿La Generalitat hizo huelga?... ¿El Parlament hizo huelga? No se notó, francamente. Debieron de trabajar tanto el día anterior que se sacaron de encima enormes cargas de gestión. Seguramente en el Parlament las sesiones duraron hasta bien entrada la madrugada y en la Generalitat el día previo la cosa debió de ser agotadora y estajanovistaEstaban de huelga y ni se notó. Los maliciosos dirán que da igual que hagan huelga, porque desde que llegó Carles Puigdemont nadie pega ni un sello. Hay mucha mala leche.

Si la ANC y Òmnium siempre le han ordenado a la Generalitat lo que tienen que hacer y lo que no, ahora se añade el sindicato independentista este. Vamos que Quim Torra es el correveidile de unos cuantos detentores de la moral. Montserrat ha perdido peso, que ahora andan con lo de la pederastia 'casolana'.

¿CDR espontáneos o generados 'in vitro' audiovisual?

La pregunta no es menor: ¿Es la Generalitat la que obedece o la que, con los años y a través de TV-3 y otros, ha creado sus propios tentáculos 'influencers'? ¿Los CDR presionan espontáneamente o han sido generados 'in vitro' audiovisual? ¿Son hijos del pueblo o son el mito prometeico de una Mary Shelley frankensteniana con barretina? ¿ANC y Òmnium son la semilla o el fruto madurito? Cada cual con sus criterios. La Generalitat se suma a la huelga, pero los Mossos dispersan a los del sindicato este y a los CDR. Es todo bastante complicado. El sindicato 'indepe' ataca la sede de Comisiones Obreras porque no se suman a la huelga y digo yo que por charnegos. Un sindicato ataca a otro. Muy de clase, sí señor.

Mientras tanto el 'procés', en el banquillo. Es verdad que es un juicio que afecta a todos los catalanes. Nadie puede escapar a la realidad de un proceso que nos implica a todos. Todos lo vamos a sufrir por activa, por pasiva o transitivamente. Eso sí, los independentistas se pueden quejar, pero los que no lo somos tenemos que hablar con sordina. No solo tenemos que musitar, sino que se infiere atmosféricamente que somos culpables de algo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Catalunya está dividida y paralizada, la Generalitat toma decisiones con alergia patológica al conflicto (taxi-VTC), juzgan a una generación de políticos y los demás están fuera del país. Y no podemos quejarnos sin ser considerados traidoresdesleales y mentirosos. Con la que esta cayendo, y se recomienda la omisión y el silencio. O se es independentista o mejor guardarse para sí.

Da igual lo que digamos de la prisión preventiva, o si pensamos que hubo o no hubo violencia. Da igual, porque no somos adeptos. Da igual lo que digamos porque somos incrédulos, escépticos, herejes y de Comisiones. Vamos, que somos unos mierdecillas de 'sin patria'. Por cierto, que algunos fiscales fallan más que una escopeta de feria. Será que las cosas no están tan claras.