Ir a contenido

Dos miradas

El líder del PP, Pablo Casado, en la entrevista con la agencia Efe.

BALLESTEROS (EFE)

Felonías

Emma Riverola

No estamos ante más Rajoy, ni siquiera ante más Aznar. Es la liga de Trump, Bolsonaro, Salvini u Orbán. Del cierre de fronteras y de mentes

Pedro Sánchez, por cálculo o por quebranto, está desnudando lo que hay al otro lado. Nada nuevo, pero mucho peor de lo que ya conocíamos. Si el PP de Rajoy estuvo marcado por una pasividad tan irresponsable como incendiaria, Pablo Casado apuesta por una película de acción aún más temeraria, con el agravante de compartir cartel con dos aspirantes a protagonistas. En Catalunya sabemos muy bien el destrozo que puede ocasionar la pugna por el espacio ideológico. PP, Cs y Vox se manifestarán juntos este fin de semana en Madrid. Todos unidos contra Sánchez y a las puertas del juicio al ‘procés’.  La España resultante de esa rivalidad entre tres derechas, una de ellas sin complejos, en un momento en que la ultraderecha gana posiciones en todo el mundo, no nos puede llevar a engaño. No estamos ante más Rajoy, ni siquiera ante más Aznar. Es la liga de Trump, Bolsonaro, Salvini u Orbán. Del cierre de fronteras y de mentes.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sin rubor, Casado ha acusado a Sánchez de mentiroso, incompetente y felón. Y lo dijo él, ese hombre que su dios no ha dotado del don de la mesura ni de la vergüenza. Solo una sociedad enajenada de las verdaderas necesidades puede convulsionar por una figura tan banal como un ‘relator’ y dar credibilidad al líder del ‘paquí pallá’. Que buena parte de la izquierda también se haya crispado con el tema indica hasta qué punto cala el relato de la traición. En Catalunya también sabemos mucho de eso.