Ir a contenido

Al contrataque

El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, durante una entrevista en La Sexta.

SALVADOS LA SEXTA

Lo positivo y lo negativo

Antonio Franco

Es complejo calificar según qué noticias de positivas o negativas; pero, cuidado, los periodistas no son carroñeros cuando informan sobre los que sí son carroñeros de verdad

Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, no solo ha ganado prestigio por su capacidad gestora y por las innovaciones que está aportando su manera de conducir un gran banco, sino también por el tono abierto con que expresa sus opiniones públicas. Se trata de una persona mucho más abierta de lo que casi siempre ha sido lo tradicional en quienes toman las decisiones en las grandes instituciones financieras. Cuando habla o escribe casi todo el mundo la entiende perfectamente. Sin embargo ahora circula una frase suya que preocupa al periodismo independiente. Refiriéndose a lo que se publica sobre los bancos, Botín ha dicho: "A los periodistas les gusta contar lo negativo".  Me parece una opinión desafortunada porque a los periodistas nos resulta reconfortante dar a conocer cosas positivas. Pero para que le llegue a la opinión pública información completa sobre los temas importantes delicados con mucha frecuencia hay que explicar cosas y conductas que a sus protagonistas les gusta poco que se divulguen.

Eso pasa mucho en los temas financieros. Por una razón: cuando los bancos se explican no suelen contar TODO lo que afecta a sus operaciones y prescinden -o dejan casi como ininteligible- lo que llaman la letra menuda . Y sus oficinas de prensa tienden a ceñirse a lo que Ana Patricia Botín debe considerar  "lo positivo". Desgraciadamente, en muchas ocasiones esas oficinas de prensa efectúan tareas demasiado paralelas a las oficinas de propaganda de esas mismas casas. Ante eso, la tarea de completar la descripción de la realidad queda para los periodistas independientes, que deben contar lo que los protagonistas tienen menos interés en divulgar aunque sea  importante.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Otro tema complejo es considerar qué es lo positivo y qué es lo negativo. Los periodistas sensibles creen que difundir la detención y lo que se atribuye a un presunto delincuente es darles una noticia positiva a los ciudadanos. Pero no es seguro que piensen lo mismo en el sector financiero si quien va al juez o a la cárcel es uno de sus miembros. Precisarle a la gente los sueldos, las indemnizaciones y las jubilaciones de quienes solo administran -porque no son sus dueños- las entidades públicas, ¿es un dato  positivo de transparencia o significa una trastada porque eso solo tendría que conocerlo el beneficiado? ¿Y qué signo tiene publicar que esos datos ni siquiera estaban al alcance del consejo de administración, como pasa a veces en el ámbito del dinero de todos? Sigamos: dar a conocer los errores del mismísimo Banco de España durante la crisis financiera, ¿es positivo o negativo? ¿Y qué valoración merece detallar las barrabasadas de un comisario de policía así como sus actuaciones en relación a unos responsables bancarios? Cuidado: los periodistas no son carroñeros cuando informan sobre los que sí son carroñeros de verdad.