Ir a contenido

LA CLAVE

Selhehattin Demirtas escribe una carta desde la cárcel.

AP

Junqueras y el 'caso Demirtas'

Enric Hernàndez

La reciente condena de la justicia europea a Turquía por el encarcelamiento preventivo de un opositor turco rompe la unanimidad de los magistrados del Constitucional sobre los presos independentistas

El opositor turco Selahattin Demirtas fue detenido el 4 de noviembre del 2016 por el régimen de Recep Tayyip Erdogan. Distintos fiscales acusaron de terrorismo al entonces líder del prokurdo e izquierdista Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercera fuerza del Parlamento de Turquía, por un discurso pronunciado en 2013 en Estambul. Hoy está condenado a casi cinco años de prisión, pese a que siempre ha condenado los atentados del ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), catalogado como grupo terrorista por la Unión Europea. Hasta aquí, nada excepcional: bajo la misma acusación Erdogan ha ordenado el arresto de decenas de políticos y miles de funcionarios turcos, antes y después del supuesto golpe de Estado fallido del 2016.

La particularidad del ‘caso Demirtas’ radica en una sentencia dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) el pasado 20 de noviembre. No cuestiona Estrasbugo el arresto de Demirtas, pero estima que la prolongación de su encarcelamiento “persigue un objetivo predominante no reconocido: el de asfixiar el pluralismo y limitar el libre juego del debate político”. Motivo por el cual el TEDH exige a Turquía que “tome las medidas necesarias para acabar con la prisión provisional” del diputado y exlíder del HDP. A raíz de esta sentencia, la Comisión Europea ha concluido que el caso refleja “claras violaciones de los derechos humanos” y ha instado a Erdogan a excarcelar a Demirtas.

DECISIÓN EL 29 ENERO

En Barcelona y en Madrid se hablará mucho de Demirtas en los próximos días: el fallo del TEDH, esgrimido por la defensa de Oriol Junqueras para reclamar su libertad provisional, ha roto la unanimidad con la que el Tribunal Constitucional viene dirimiendo los recursos de los líderes del ‘procés’. En el pleno de esta semana algunos magistrados han sostenido que este pronunciamiento “sienta jurisprudencia” sobre el encarcelamiento preventivo de políticos, por lo que podría dar pie a una condena de España en Estrasburgo cuando los presos independentistas presenten sus demandas. El tribunal ha pospuesto su decisión hasta el 29 de enero, en puertas del juicio del ‘procés’.