Ir a contenido

Editoriales

Hipotecas más caras

Dos meses después del cambio legislativo, las estadístimas certifican un incremento de los precios de los créditos hipotecarios

Oficina de Kutxabank con publicidad de hipotecas en Barcelona.

Oficina de Kutxabank con publicidad de hipotecas en Barcelona.

"Queremos que pague la banca y no la ciudadanía", dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar el real decreto que obliga a los bancos a asumir el impuesto sobre las hipotecas. Dos meses después de aquellas declaraciones, los datos del Banco de España reflejan un encarecimiento de los créditos hipotecarios. En noviembre, coincidiendo con el cambio legislativo, los valores medios del precio de las hipotecas tocaron máximos anuales al alcanzar el 2,28% TAE (tasa anual equivalente). Aunque la subida del euríbor influye, los expertos no dudan de que el sobrecoste por el impuesto de actos jurídicos se acaba repercutiendo, de un modo u otro, en el precio.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El otoño pasado estuvo marcado por la incertidumbre por el embrollo judicial acerca de este impuesto: el 16 de octubre, el Supremo dictó que correspondía a los bancos pagar la tasa y no a los cliente, pero 15 días después otra sentencia del Supremo rectificó la anterior, causando una ola de indignación ciudadana. Fue entonces cuando actuó el Ejecutivo.

En su momento, desde la banca se apeló a la fuerte competencia en el sector y se aseguró que no habría subidas lineales. El Gobierno, por su parte, afirmó que velaría por que no se produjera un traslado de los costes a las hipotecas. Pero la anunciada Autoridad Financiera que precisamente se debería encargar de proteger a los clientes de banca sigue sin ver la luz. Y mientras tanto, como tantas otras veces, el consumidor acaba pagando más.