Ir a contenido

Al contrataque

Una mujer, con un lazo amarillo en la solapa.

FERRAN NADEU

Lazos y cotillón

Xavier Sardà

Ojalá algún día cercano no tengamos que llevar ningún tipo de lazo. Imagine

La noche de fin de año comparto una extraña velada en un extraño cotillón.  Están quienes llevan lazo amarillo y están los que no lo llevan. Los del lazo y los que no. Ambiente inicial frío. Los que llevan lazo brindan una cierta campechanía y quizá vehemente afabilidad. Seguramente hoy en día los psicoanalistas ya preguntan por qué se lleva o no se lleva lazo, infiriendo supuestas bipolaridades sociales. Se puede estar a favor de la libertad de los presos sin ostentar lazo, pero la convicción sin distintivo se considera vana y estéril.

Cuando reparten las bolsas de cotillón con los gorros holográficos en forma de cono, los antifaces y el confeti, constato que deberían incluir lazos de distintos colores. En función del contexto, uno se pondría el lazo o contra-lazo que le pareciese más oportuno.  La simbología es variada: lazo amarillo, presos políticos, endometriosis y espina bífida. Lazo rojo, lucha contra el sida; lazo rosa, cáncer de mama y partos prematuros; lazo negro, control de armas y cáncer de melanoma; lazo verde contra el abuso sexual de niños y donación de órganos; lazo blanco, paz contra la guerra; lazo violeta, día de la mujer y contra el maltrato; lazo morado, artritis, libertad de expresión y calidad del agua; lazo gris, diabetes, cáncer de cerebro, seguridad vial y asma… etcétera.

Por de pronto obsérvese que la mayor parte de lazos son compatibles entre sí. Una misma persona puede mostrar su solidaridad con los presos, ser diabético y estar por la seguridad vial: tres lazos.

 Lo dicho, si en la bolsa de cotillón encontrásemos lazos, en la verbena se irían formando subgrupos por colores. Eso sí, los que no llevasen lazo también se aglutinarían: “¡Cuidado, ahí al fondo están los 'sin lazo'!... que no los vean los niños”. Serían como nudistas del lazo.

En la verbena el lazo amarillo aglutina, como es natural, a personas que poco tienen que ver entre sí. Como la noche de fin de año la gente se arregla tanto, el lazo metálico deviene discrecionalmente broche o Toisón. No llevar lazo le hace sentir a uno desarmónico y discordante. Me gustaría llevar un lazo sin significado.

Observo un matrimonio arcaico y poco hablador, jamando hasta atracarse. Solo ella lleva el lazo. ¿Qué es más fuerte el lazo amarillo o el lazo conyugal? ¿Ella 'indepe' y el no?... ¿'West Side Story' de Comarruga?

Llega el momento de las 12 campanadas y todo el mundo, se pone el antifaz y el gorro, bromea, lanza serpentinas, toma las uvas y se besa. Una señora achispada me dice que cuándo seré independentista y yo le pregunto cuándo dejará ella de serlo. Reímos.

¿Te importa que nos hagamos un selfi?...

De repente todo cobra una cierta normalidad. Ojalá algún día cercano no tengamos que llevar ningún tipo de lazo. Imagine.