Ir a contenido
Imagen de la serie ’La casa de papel’, una de las producciones del año en televisión. 

ATRESMEDIA

El año en que comenzó el adiós

Mikel Lejarza

La Navidad tiene sus costumbres: cenas copiosas, calles abarrotadas, turrón y las listas con lo mejor del año. Pero siendo esto tan subjetivo como elegir el color preferido de cada uno, y puesto que no me encuentro entre quienes han visto todo lo que se ha estrenado (estarán bajo tratamiento médico quienes lo hayan hecho), me limitaré a un breve resumen en 10 puntos, sin orden alguno,  para definir algunas de las series más relevantes del año que acaba.

1. -‘The Marvelous Mrs. Maisel’. Amazon ha conseguido notoriedad y  premios con este dramedia sobre una mujer (Rachel Brosnaham) que cuenta lo que le ocurre a base de monólogos tan divertidos como amargos. Ambientada en 1958, su mensaje entronca perfectamente en el año del '#Metoo'.

2.- ‘Bodyguard’. El primer episodio de la serie creada por Jed Mercurio para la BBC es genial y el último también, y aunque en medio flaquea, la mejor serie europea del año confirma la gran salud de la ficción británica y el relevante papel que en ello desempeña la BBC.

'The Marvelous Mrs. Maisel' entronca perfectamente en el año del '#Metoo' 

3.- ‘Arde Madrid’. La serie del genial Paco León tiene sus defectos, pero atreverse a rodarla en blanco y negro, estar basada en una idea diferente y con una Inma Cuesta excelente, son más que suficientes argumentos como para colocarla en lo más alto del curso.

4.- ‘La casa de papel’. La serie de Atresmedia creada por Álex Pina ha sido el fenómeno industrial del año y ha situado  a la ficción española como nunca antes había estado en el mercado internacional.

5.- ‘Wild, Wild Country’. Si van a ver solo una serie documental este año,  elijan esta sobre el gurú Bhagwan Shree Raineesh y su comunidad de seguidores en Oregón. Una historia que demuestra que a veces la realidad supera a la ficción.

6.- ‘Killing Eve’. El placer culpable del año. Esta coproducción británico-estadounidense basada en la saga literaria de Luke Villanelle, es sencillamente diferente (no se sorprendan si una asesina profesional termina por hacerles gracia) y su manera de no tomarse en serio ni a sí misma es su mayor virtud.

7.- ‘Homecoming’. La serie adaptada de un podcast en su traslado a la televisión ha contado con Julia Roberts como protagonista y sin ser un antes y un después, sí que se encuentra entre lo más selecto de los últimos meses, sobre todo por la labor de Sam Esmail su director y creador de ‘Mr. Robot’.

Netflix pagará a Warner cien millones de euros para seguir reemitiendo 'Friends'

8.-‘Bojack Horseman’. La serie de animación sobre un caballo antropormorfo, antiguo protagonista de una comedia y que ahora es incapaz de reconducir su vida, continúa siendo una parodia brutal de Hollywood y la vida en general.

9.-‘The Good Fight’. La secuela de ‘The Good Wife’ mantiene las virtudes de una de las mejores series de este siglo.

10.- La temporada en que comenzó el adiós definitivo de ‘Juego de Tronos’ y de ‘Big Bang Theory’ se cierra con Netflix teniendo que pagar 100 millones de euros a Warner, para poder seguir remitiendo episodios de 'Friends', que finalizó en el 2004. El triple de lo que venía pagando hasta ahora. Esto demuestra que en una época en que solo lo nuevo parece ser sexi, los productos de la vieja tele generalista continúan reinando. No den por muertos a los viejos rockeros, porque siguen cantando.