Ir a contenido

Pequeño observatorio

Valores no significa dogmas

Valores no significa dogmas

Josep Maria Espinàs

En lo personal y en lo profesional, los méritos pueden ser discutibles y es conveniente que lo sean

Hace unos días recorté un artículo publicado por EL PERIÓDICO y escrito por Imma Sust que me parecía muy interesante. Y lo que me pasa a menudo: los textos que recorto a veces parece que despegan, vuelan por no sé dónde, y a veces vuelven, aparecen al cabo de unos cuantos días. Esto es lo que me ha pasado con la recuperación del artículo de Imma Sust, que hace referencia a un hecho tan importante como curioso: la buena consideración que, en general, nos damos a nosotros mismos.

Parece que hay miles de cursostalleresterapias diversas que ayudan a mejorar nuestra autoestima. En principio se trata de aumentarla, pero en otros casos el objetivo es moderarla. No es siempre fácil tener una autoestima equilibrada. Conocer la capacidad personal y los propios límites.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Dice Imma Sust que, en efecto, no es fácil. Hay bastantes personas que se valoran demasiado, que se creen mejores de lo que son. También existe el caso contrario: el de las personas excesivamente modestas. Personas que no saben, o no pueden, hacer visibles sus cualidades.

Es cierto que hay tribunales de justicia, pero en lo personal y en lo profesional los méritos pueden ser discutibles. Y, de hecho, es conveniente que lo sean. Porque nuestras vidas dependen, a menudo, de la aceptación de unos determinados valores. Cuánta diversidad, y cuánta vaguedad, hay en la idea de 'valor'. Hay miles de valores que son interpretables por cada uno de nosotros. Muchos hechos se valoran y se desvalorizan con el paso del tiempo. Desde la moral a la estética. El tiempo es el Gran Manipulador, y nosotros somos unos disciplinados obedientes. Ahora toca esto, ahora toca aquello. Yo diría que el tiempo se aburre y quiere ver cómo nos entretenemos jugando a hacer cambios en nuestro pequeño mundo.