Ir a contenido

El 40º aniversario de la Constitución

Vista general del Congreso de los Diputados.

Javier Lizón (EFE)

El artículo 14

Álex Pastor

El más importante de todos los de la Carta Magna, el que nos iguala, el que reconoce que somos un país diverso

Celebremos un aniversario, el 40º de la Constitución española. La base de nuestra democracia, que en el momento de su nacimiento protegió a la vez que liberó a todos los ciudadanos españoles, y aún ahora siento que me protege ante las injusticias, y me libera de ataduras del pasado.

Celebremos la Constitución española, un pilar esencial de convivencia, progreso y bienestar. Hoy es un día para reivindicarla pero también para reflexionar sobre ella. Deberíamos seguir buscando los consensos necesarios para adaptarla a los nuevos tiempos; aunque, actualmente, sigue siendo el ancla más sólida a la que agarrarnos. Quiero
celebrar, en concreto, uno de sus artículos. Mi favorito.

Celebrar que tenemos algo sólido a lo que aferrarnos

Celebremos el artículo 14. El que me parece el más importante de todos ellos, el que nos iguala, el que reconoce que somos un país diverso. Y justamente ahí reside nuestra fortaleza. Dice: "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier
otra condición o circunstancia personal o social". Este artículo tiene una importancia superlativa, ya que hoy en día todavía tenemos que seguir reivindicando la igualdad entre hombres y mujeres, entre personas de sexualidad diversa, entre nacidos aquí o un poco más allá, entre gente con diferentes tonos de piel o diferentes dioses. Si eso es así en
pleno 2018, no olvidemos la importancia de que aparezca un artículo como este en 1978.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Celebremos. En estos tiempos en los que está de moda hablar de repúblicas que no existen y de proponer soluciones imaginarias a problemas reales, en los que los valores son líquidos que se moldean en función del envase en los que se colocan, en los que las ideas son impactos que caducan mañana. Justo en estos tiempos es cuando hay que celebrar que tenemos algo sólido a lo que aferrarnos. Y no hay nada más sólido que el artículo 14 de nuestra Constitución. Porque nos une. ¿O acaso alguien puede decir que no está de acuerdo con el artículo 14?