Ir a contenido

Dos miradas

Un conductor francés protesta en la autopista A-2 que lleva de París a Bruselas.

PASCAL ROSSIGNOL (REUTERS)

Avería o derrumbe

Josep Maria Fonalleras

La reacción del Gobierno francés al movimiento de los 'chalecos amarillos' ha llegado, pero no agota las probabilidades de revolución. Tras el gasóleo vienen los sueldos y las pensiones y los alquileres y los sintecho...

Un amigo que vive en el Rosellón me contaba algunos motivos profundos de la protesta de los 'gilets jaunes'los 'chalecos amarillos' que hace días que se han sublevado en Francia. No responde, según él, a un estallido que solo debe atribuirse a la indignación por el aumento de precio de los carburantes, aunque esta es la base de la reivindicación. Me decía que se trata de gente que se siente engañada, que creyó en la necesidad de vivir según los parámetros de la corrección política y ambiental y que ahora comprueban que la promesa que les hicieron sale muy cara y afecta sus vidas cotidianas. Y que es un clamor contra el autismo parisino, que no se da cuenta de la precariedad de los demás. Un movimiento, continuaba, sin partidos detrás, una especie de estallido social sin ideología, que se alimenta de un enojo progresivo de las clases medias bajas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En las violentas escenas de un París en llamas, uno de los manifestantes decía que esperaba una reacción del Gobierno: "Para que no tengamos que hacer la revolución". La reacción ha llegado, pero ¿se agotan aquí las probabilidades de revolución? ¿Hay solución? Tras el gasóleo vienen los sueldos y las pensiones y los alquileres y los sintecho y... ¿Dónde llegarán los 'chalecos'? ¿Quién se hará cargo? Bernard Pivot escribía hace una semana que los 'gilets jaunes' se parecían, vistos desde el espacio, si los contemplara un extraterrestre, a "un desperfecto enorme o un accidente muy grave". ¿Una avería o un derrumbe?