Ir a contenido

Dos miradas

'Cut & paste'

AP/MARK SCHIEFELBEIN

No sabemos cómo acabará la edición genética para modificar el ADN humano, pero, si se puede hacer, se hará, en una vorágine tenebrosa cuyas consecuencias ni siquiera somos capaces de calibrar

El famoso sistema de edición genética que ha servido para que los primeros humanos con el ADN modificado (las primeras humanas, para ser exactos: las dos gemelas chinas) empiecen a llorar como lloran todos los bebés con el ADN sin modificar tiene un nombre ciertamente complicado de decir e incluso de escribir. El CRISPR-Cas9 significa, en inglés, "repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente espaciadas". Podría ser el título de una novela de Màrius Serra o de un poema largo de Josep Pedrals. Después de pasar varios días leyendo, mirando de entender y volviendo a leer un montón de artículos científicos, estoy en condiciones de afirmar que, en resumen, funciona como un programa de edición de textos. Es un 'cut & paste', en el que no se copian frases o párrafos sino secuencias de ADN, las cuales sustituyen después a otras secuencias de moléculas en espiral. Me dicen los expertos que este sistema lo puede utilizar cualquier estudiante de biología molecular. Bueno, cualquiera quizá no, pero los más aplicados parece que sí. Es decir, que no estamos hablando de sofisticados laboratorios sino de una práctica relativamente asequible.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Aún no sabemos cómo acabará este Photoshop cromosómico, pero parece que está demostrado que se puede hacer. Y si se puede hacer, se acabará haciendo, en una vorágine tenebrosa cuyas consecuencias ahora ni siquiera somos capaces de calibrar. Solo nos faltaba esta noticia tan simpática para encarar el futuro.

Temas: Genética China