Ir a contenido

El modelo de trabajo cuantitativo frente al cualitativo

Las demandas de los médicos de atención primaria son razonables

LEONARD BEARD

Las demandas de los médicos de atención primaria son razonables

Judit Vall Castelló

Las restricciones de personal en los servicios hospitalarios, sobre todo en urgencias, y en los CAP tienen un efecto sobre la salud de los pacientes

Esta semana, de lunes a viernes, los médicos de los centros de atención primaria de Catalunya (unos 5.700) así como los de la sanidad concertada (unos 10.000) están llamados a una huelga convocada por el sindicato Metges de Catalunya. Una de las principales reclamaciones (aunque no la única) del colectivo de médicos de atención primaria es que las visitas tengan reservados 12 minutos para atender a los pacientes y limitar a 28 el número diario máximo de visitas de cada médico.

Acumulación de pacientes

En palabras de Óscar Pablos, secretario de atención primaria-ICS de Metges de Catalunya: "La Administración ha apostado por un modelo de trabajo cuantitativo, en lugar de cualitativo, sin respetar el tiempo que requieren para valorar la situación del paciente". ¿Pero qué sabemos en realidad de los efectos que tiene el tiempo que los médicos de atención primaria dedican a cada paciente? ¿De verdad es una variable tan importante a la hora de determinar la 'calidad' con la que el médico atiende al paciente? ¿Tiene fundamento esta reclamación del sindicato de médicos? En realidad, desde un punto de vista teórico, como los precios que cobran por sus servicios (al menos en el sector público) no se pueden alterar en función de la demanda, cuando los médicos tienen una acumulación de pacientes es esperable que la calidad del servicio disminuya.

Una realidad empírica

Desde un punto de vista empírico, si miramos los estudios que han evaluado esta cuestión en el área de la economía de la salud, vemos que el tiempo de cada visita sí es un factor importante que determina la calidad del servicio. El estudio más reciente utiliza datos de centros de atención primaria de Israel para analizar cómo reaccionan los médicos cuando tienen que hacer frente a un aumento del número de pacientes asignados. No se observa que los médicos tengan más tendencia a recetar antibióticos u otros medicamentos ni tampoco que envíen en mayor medida a los pacientes al servicio de urgencias hospitalarias. Sin embargo, el estudio sí que revela una disminución de las solicitudes de visitas a especialistas y de pruebas diagnósticas cuando los médicos tienen menos tiempo por cada paciente. Así, parece que las reclamaciones de los médicos están bien fundamentadas en la evidencia empírica sobre el tema; menos tiempo por paciente se traduce en menos tiempo para valorar la situación de este paciente (como argumentaba Óscar Pablos) y esto sí se traduce en una reducción de la 'calidad' de la visita que, efectivamente, puede afectar a la salud de las personas tratadas.

Parece sensato tomar en serio, entre otras, la reclamación de reservar 12 minutos para atender a cada paciente

Es evidente que si a los pacientes con menor tiempo asignado se les solicitan menos pruebas diagnósticas adicionales y menos visitas a especialistas esto puede acabar afectando la salud de estas personas. Hay mucha evidencia sobre la importancia de la detección precoz (en cualquier tipo de enfermedades) como uno de los determinantes principales tanto de la duración de la recuperación como de las posibilidades de superar la enfermedad. Aunque no hay evidencia empírica de que 12 minutos sea la cifra ideal, mi impresión es que los médicos de familia tienen una idea bastante real de los problemas que conlleva no dedicar el tiempo 'suficiente' a cada paciente y, si ellos estiman que este tiempo 'suficiente' son 12 minutos, parece sensato tomarlos en serio.

Los problemas de sobreasignación de pacientes no se limitan al ámbito de los médicos de familia; varios estudios académicos demuestran que los efectos de la falta de personal en los servicios de urgencias hospitalarias se traducen en consecuencias negativas muy graves para los pacientes que visitan estos servicios: menos posibilidades de ser admitidos como pacientes para proceder a la examinación detallada así como mayores tasas de readmisión durante los 30 días siguientes a la salida del hospital.    

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por lo tanto, las restricciones de personal tanto en los servicios hospitalarios (sobre todo los de urgencias) como en los centros de atención primaria, claramente tienen un efecto sobre la salud de los pacientes visitados. Y esto incumbe a cualquiera de nosotros porque, aunque no tengamos problemas de salud en este momento, cuando surge algún síntoma de enfermedad las condiciones laborales del personal médico acabarán afectando a nuestras probabilidades de recuperación.

Esta semana también se ha convocado huelga de profesoresestudiantes y bomberos en Catalunya (igualmente importantes en la sociedad) y, con un presupuesto global limitado, las decisiones a tomar son complicadas.