19 feb 2020

Ir a contenido

Hacia el Mobile World Congress 2019 (1)

Asistentes en el Mobile World Congress de Barcelona del 2018.

JOAN CORTADELLAS

Industria 4.0 + teléfono móvil

Carmina Crusafon

El móvil jugará un papel central en el despliegue de las aplicaciones para las fábricas inteligentes

Quedan tres meses para la próxima edición del Mobile World Congress (MWC). Cada año esta feria internacional, que se celebra en Barcelona a finales de febrero, nos trae las novedades de la tecnología móvil, de sus diferentes dispositivos y aplicaciones. Con este artículo iniciamos una serie de cuatro que nos permitirán profundizar en las temáticas que nos propone el MWC 2019. El lema central es la movilidad inteligente entendida desde varias vertientes. El objetivo de esta primera pieza es explicar la relación entre el teléfono móvil y la 'Industria 4.0'.

La cuarta revolución industrial

El sector industrial está viviendo lo que se ha llamado como la cuarta revolución industrial, una nueva etapa dominada por máquinas con conexiones cibernéticas. El término ‘Industria 4.0’ fue popularizado por la Agenda Digital de Alemania en el 2009. Posteriormente, la feria de Hannover lo tomó como tema central en el 2011. Es decir, esta expresión no es del todo novedosa, porque se utiliza desde hace ya una década, sí lo son sus múltiples aplicaciones vinculadas al teléfono móvil. Hoy se usa para hacer referencia a la implementación de servicios que resultan de la confluencia entre el internet de las cosas, los sistemas cibernéticos físicos, y la computación en la nube y cognitiva.

Esto equivale a que todas las máquinas industriales hablarán entre sí y compartirán datos que podrán analizarse para cada negocio y tomar decisiones automatizadas en tiempo real. Este conjunto de tecnologías hará posible que esta nueva industria desarrolle todo su potencial. Y como resultado, se vinculará el mundo físico al virtual para hacer de las fábricas unas empresas inteligentes.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La puesta en marcha de todos estos nuevos servicios de la ‘Industria 4.0’ requiere de terminales móviles. De ahí el protagonismo que tiene este ámbito en la próxima edición del MWC. Los operadores de telecomunicaciones y los fabricantes de dispositivos ven en ellos una oportunidad de oro. Para los primeros, puede suponer una nueva vía de ingresos, ya que las tradicionales (voz y conexión a la red) se están estabilizando o incluso reduciendo. Además, pueden encontrar en el ámbito industrial el despliegue de las aplicaciones para las redes 5G que deberían entrar en funcionamiento antes del 2020. Existen también ventajas para fabricantes y desarrolladores. Los dispositivos móviles más avanzados serán el primer punto de contacto para muchas de estas aplicaciones en el sector industrial. Esto se hará realidad cuando los teléfonos de última tecnología, las prendas inteligentes (wearables) y los dispositivos de realidad virtual se conviertan en herramientas comunes en las fábricas y otros entornos de trabajo a medida que se implante el internet de las cosas.

En definitiva, las aplicaciones para la ‘Industria 4.0’ abarcan toda la diversidad de sectores económicos (aeronáutico, automovilístico, energías, materiales, etcétera) y abren nuevas oportunidades para el negocio de la tecnología móvil.