24 sep 2020

Ir a contenido

TRIBUNA

Concentración de médicos y enfermeras ante la Conselleria de Salut en noviembre del 2011.

RICARD CUGAT

La atención primaria, el corazón del sistema de salud

Alba Vergés

Los profesionales de esta especialidad son los que más han sufrido las consecuencias de los ajustes presupuestarios

La atención primaria siempre ha sido concebida como la puerta de entrada al sistema de salud. Representa la atención más cercana a la ciudadanía, la relación de confianza entre profesional y usuario. Pero la primaria es mucho más que eso. Tenemos que consolidarla como uno de los ejes vertebradores de la red sanitaria para resolver las necesidades de la gente desde la proximidad.

La primaria y sus profesionales son los que más han sufrido las consecuencias de los ajustes presupuestarios durante la crisis. Una situación pendiente de revertir que no escondemos, sino todo lo contrario, la asumimos como prioridad para afrontarla juntos con profesionales, entidades y ciudadanía.

Ahora se ha convocado una huelga y, como 'consellera', he estado en contacto permanente con mi equipo para conocer las negociaciones. Entendemos el malestar y compartimos buena parte de las reivindicaciones. Tenemos claro que la primaria se debe mejorar y desde el inicio de mi mandato estamos trabajando con planteamientos a corto, medio y largo plazo.

Sobrecarga asistencial

Es en este contexto de inmediatez que hemos puesto sobre la mesa un conjunto de acciones para mejorar la sobrecarga asistencial y las condiciones laborales, que también permitirán a los pacientes recibir una mejor atención. Diferentes estudios señalan que el tiempo adecuado para hacer una visita de calidad debe ser de 12 de minutos de media y para hacerlo posible necesitamos 201 médicos de familia más.

Con la voluntad de seguir mejorando las condiciones de los profesionales, también racionalizaremos procedimientos burocráticos y trabajaremos para que la primaria sea más resolutiva. Para ello se democratizará el proceso de elección de los directores de equipos y daremos más capacidad a los profesionales para decidir los objetivos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Además, se prevé el incremento de sueldo previsto para todos los trabajadores públicos del 2,25% para el 2019 y el 2% para el 2020, con la posibilidad de añadir una variable adicional; y en el caso de los profesionales del ICS (enfermeras, médicos, auxiliares, administrativos y los otros colectivos) se añade la recuperación del 100% del pago por objetivos (DPO). Y esta semana se han puesto en marcha otras medidas: se aprobó un acuerdo de Govern que facilitará contratar al ICS especialistas extracomunitarios que se han formado en nuestro país y se llevan a cabo unas oposiciones para estabilizar 1.343 plazas de medicina de familia y comunitaria y 149 de pediatras.

Es inaplazable actuar en la primaria y, como 'consellera', he dado órdenes a mis equipos para que estas medidas se apliquen urgentemente. No podemos perder el tiempo. Sin olvidar que tenemos el horizonte de cómo afrontar las necesidades de profesionales en Catalunya. En septiembre reunimos a cerca de un centenar de agentes del sector en el encuentro inicial del Fòrum de Diàleg Professional, que tiene una duración prevista de un año y una mirada hacia las necesidades de profesionales ya a largo plazo. En aquella primera jornada destacamos que dos de las prioridades eran la atención primaria, para valorarla y hacerla más atractiva para nuestros profesionales, y las enfermeras, con el reconocimiento de las especialidades y aumentando el número de enfermeras del sistema .

La losa de siempre

Es nuestra responsabilidad y trabajamos con máxima determinación sabiendo que tener una mejor primaria es tener un mejor sistema de salud. Tenemos la losa de siempre, la infrafinanciación histórica y crónica por parte del Estado español. Pero continuaremos arremangados desde el Govern como lo han estado siempre los profesionales y trabajaremos juntos para mejorar uno de los bienes más preciados que tenemos como país: nuestro sistema público de salud y, en concreto, nuestra atención primaria.