Ir a contenido

Peccata minuta

Rosalía triunfa también el los Grammy Latinos

ROBIN BECK AFP/ ViIDEO ATLAS

Malamente

Joan Ollé

Resulta que nadie del Govern, agobiados de tanto legislar, encontró tiempo para felicitar a Rosalía por su reconocimiento planetario en los Grammy latinos

Digámoslo claro y catalán: hoy por hoy, la gran embajadora de nuestra cultura en el mundo se llama Rosalía Vila Tobella, nacida en Sant Esteve Sesrovires el 25 de septiembre de 1993, quien hace cuatro días recogió dos premios Grammy latinos por su canción “Malamente”, adverbio mucho menos en boga en castellano (o en español, como dirían los latinos) que en catalán. Cabe decir que detrás de la  buena sombra de Rosalía habitan muchos nombres de la mejor creatividad de por aquí, como el músico Raül Refree, el grupo teatral La Fura dels Baus, el cantaor Miguel Poveda, la productora audiovisual Canada...

Probablemente los Grammy tengan tan poco que ver con criterios de alta calidad cultural (¿qué son hoy la calidad y la cultura?) como Eurovisión, 'OT' o el premio que Lluís Llach convoca anualmente  a través de su 'Celler Vall-Llach, que en su última edición ganó el quinteto femenino Sommeliers. ¿'In vino veritas'? Hay lo que hay.

Tituló 'El Mundo Today': “Los catalanes admiten que Rosalía es el primer paso para crear su propia Andalucía una vez se hayan separado de España.” No les hagan caso: son mala gente, una panda de gamberros. Lo que sí va muy en serio es que el semanario 'La República', nacido el pasado 28 de abril y presuntamente financiado por vete a saber quién (tal vez por usted y por mí) firmó este tuit: “'Rosalía guanya dos Grammy als EUA cantant en espanyol sense mostrar cap solidaritat per la repressió rebuda al seu poble l'1-0'”.

Total objetividad informativa en el primer tramo, aunque en el segundo, irremediablemente, aparece la subliminal culpabilización de la cantante ante un inapelable imperativo categórico: ser catalana de verdad, no como el catalán perfecto que redactó el tuit, luego borrado. Resulta que nadie del Govern, agobiados de tanto legislar, encontró tiempo para felicitar a la de Sant Esteve Sesrovires por su reconocimiento planetario, aunque, por fuentes generalmente mal informadas, he podido saber que los de 'Preguntes Freqüents' la han invitado reiteradamente a interpretar en su programa 'kumbayà' por seguiriyas, sin recibir, a día de hoy, respuesta alguna.

El último disco de Rosalía lleva por título 'El mal querer', concepto que se podría aplicar al actual Govern de la Generalitat por su generalizado desdén hacia quienes no piensan (¡ni sienten!) como ellos. Ojalá no se vuelva a repetir en la figura de la joven flamenca la vergüenza que viví en primerísima persona cuando uno de los más recompensados señoritos del 'procés' intentó imponerme, vía 155, que la barcelonesa Carmen Amaya no acababa de ser de las nuestras por no bailar… en catalán. Malamente, muy malamente.