Ir a contenido

IDEAS

Alfred Crespo, ’Coco’, editor de 66rpm.

ÁLVARO MONGE

Biblioteca de independientes

Jordi Puntí

Hace medio siglo, cuando el teatro de Broadway se volvió más comercial, creció en Nueva York la escena alternativa del Off-Broadway. El nombre reunía las salas más pequeñas, con propuestas más arriesgadas y de menor presupuesto. Pronto el Off-Broadway vio como surgía el Off-Off-Broadway, es decir, una escena aún más alternativa y radical. Son unas distinciones que me hacen pensar en el actual mundo editorial en catalán. En los últimos años hemos visto como nacían y se consolidaban muchos sellos independientes. Aventuras como las de L’Altra, Periscopi, Arcàdia, L’Avenç, Labreu, Adesiara, Males Herbes o Raig Verd, entre otras, se han instalado con buen pie en las librerías. A su alrededor, sin embargo, también hay otras que son menos conocidas, ya sea por su difusión más limitada, un catálogo breve o su voluntad marginal. Podrían ser las editoriales off-off.

La biblioteca El Clot-Josep Benet, especializada en editortiales independientes, celebra sus cinco años de vida con 66 rpm, dedicada a la literatura musical

Pienso, por ejemplo, en AdiA Edicions, que publica poesía y narrativa desde Mallorca. También Incorpore, de inspiración francesa y que publica en tres idiomas. En Lapislàtzuli buscan la calidad literaria con voluntad de editores artesanales. En Orciny Press se declaran interesados ​​en la ficción especulativa del género fantástico. Godall se centra en la narrativa corta y la poesía... Podríamos ampliar más la lista con Sidillà, Fragmenta, La Ela Geminada, Días Contados, El Llop Ferotge... Y seguro que me dejo.

La mejor forma de conocer estas propuestas off-off es en ferias como Liberisliber, que se celebra en Besalú, o Literal, en Barcelona. Luego está esa maravilla que es el fondo exhaustivo de la biblioteca El Clot-Josep Benet, en Barcelona, ​​que dedica su centro de interés a las editoriales independientes, en catalán y castellano. Desde su apertura les reservan un lugar especial. Cada dos meses eligen una "editorial residente", exponen sus libros, los presentan y preparan una guía de lectura. Este jueves 22 de noviembre celebran los cinco años de vida y han invitado a su fiesta de cumpleaños a la editorial 66 rpm, dedicada a la literatura musical. "Libros que se escuchan y música que se lee en la biblioteca", dice la invitación, y se intuye que será un fiestón.