Ir a contenido

Editorial

La rebelión sigue ahí

Más allá del escrito de la fiscalía, habrá que esperar al que presente en la causa del 'procés' la Abogacía del Estado para ver cuál es la posición del Gobierno

El exjefe de los Mossos Josep Lluís Trapero en su última declaración en la Audiencia Nacional.

El exjefe de los Mossos Josep Lluís Trapero en su última declaración en la Audiencia Nacional. / JUAN MANUEL PRATS

La Fiscalía General del Estado no ha querido apurar los plazos y este mismo viernes presentará sus escritos de calificación en las causas abiertas contra los líderes del 'procés' en el Tribunal Supremo y contra el responsable de los Mossos, Josep Lluís Trapero, en la Audiencia Nacional. En ambos sumarios sostiene que hay un delito de rebelión además de los de desobediencia y malversación de fondos públicos. Por mucho ruido político que se haya hecho, era harto improbable que los fiscales hicieran otra cosa. Los que llevan directamete el caso han apostado desde el primer momento por esta tipificación, para lo cual contaron con el respaldo de la Fiscalía General, y no ha habido novedades sustanciales en la investigación para cambiar el criterio. Si eso se llega a producir, será en todo caso tras el juicio oral en función de cómo se desarrolle la presentación de las pruebas. La Fiscalía es un órgano jerárquico pero dotado de autonomía. En todo caso, el hecho de que no califique el delito de rebelión como "agravado" abre la puerta a que la petición final de penas sea menos severa. Las dudas sobre la existencia de delito de rebelión en lo que ocurrió en Catalunya hace un año están más que fundamentadas. El ponente del artículo del Código Penal donde se tipifica, Diego López Garrido lo ha dicho con rotundidad y en la misma línea se han expresado numerosos catedráticos en la materia. Pero también es igualmente cierto que quienes se han implicado en la investigación albergan pocas dudas, fruto quizá de un impulso político en el inicio de la causa que estuvo más guiado por el escarmiento que por el anhelo de justicia. Si ahora ha cambiado ese impulso, el escrito de calificación no era el lugar donde plasmarlo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Si los partidos independentistas catalanes quieren ver un gesto hacia los presos en relación a la votación de los Presupuestos, deben poner la mirada en el escrito de calificación que presente en esta causa la Abogacía del Estado. Si, finalmente, solo mantiene la acusación de malversación -como hizo en otros casos como Gürtel o Noos- quedará palmaria cual es la posición del Gobierno en este tema. Y condicionará lo que pase al final del juicio oral porque los fiscales deberán decidir si quedan arrinconados con los criterios de los ultras de Vox. El entuerto es suficientemente enrevesado para que nadie se ponga nervioso antes de tiempo.