Ir a contenido

Editorial

Contra la prisión y a favor de la negociación

Los datos del último sondeo del GESOP reflejan que la moderación gana terreno entre los catalanes después del cambio de Gobierno en Madrid

La plaza de Sant Jaume, el 27 de octubre del 2017, día de la DUI

La plaza de Sant Jaume, el 27 de octubre del 2017, día de la DUI / FERRAN NADEU

Un mayoría abrumadora de los catalanes está en contra de la prisión preventiva de los dirigentes del 'procés' y es también mayoritaria la opinión de que el Gobierno de Pedro Sánchez debería influir para que se suavicen las penas, mientras crecen los partidarios de una negociación y de un referéndum que no sea un  o un no sobre la independencia, según los resultados de una encuesta del GESOP para este diario. El 81,8% opina que los encarcelados deberían salir en libertad hasta la celebración del juicio, con mayoría incluso entre los no independentistas (67%). Los que más se oponen son los seguidores del PP (solo el 33,4% defiende la liberación).

En cuanto a la delicada cuestión de si el Gobierno debe intervenir para diluir las penas, el 64,4% cree que sí, con una gran mayoría entre los independentistas, mientras reina la división en el campo no independentista, aunque gana la opción favorable a la intervención (el 49,2% frente al 43,1%), con un electorado socialista partido por la mitad. En esta cuestión, la dureza de Cs desborda claramente al PP (73,7% en contra frente al 56,9%). Mayor división se observa al valorar la gravedad de los hechos acontecidos hace un año: el 50,7% los minimiza frente al 44,2% que les da mucha o bastante trascendencia. En este caso, los más severos son los votantes del PP (el 88,7%). El 60% o más de independentistas quitan importancia a lo sucedido.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Una novedad que aporta el sondeo es la flexibilización de las posiciones en torno al referéndum y al diálogo con el Gobierno. Frente al mantra de que el 80% de los catalanes quieren votar sobre la autodeterminación, el 70% desean un referéndum, pero las opiniones se dividen entre una consulta sobre la independencia (42,4%) u otra sobre una mayor autonomía (27,2%).  En el sondeo anterior, de abril, con el artículo 155 vigente, los que quería votar sobre la secesión eran el 78,7%. Este giro obedece al cambio de Gobierno en Madrid, ya que el 56% considera también que la Generalitat debería explorar la vía abierta por Sánchez de un referéndum sobre la mejora del autogobierno y aparcar el 'procés'. Una quinta parte de los independentistas aceptan esa oferta.

Otros datos abundan en la moderación: los que se definen en contra de la independencia superan a los partidarios en siete puntos, el rechazo a romper con España ha crecido cinco puntos durante este año y el 68,4% estima que el 1-O no legitimó la DUI, incluida la mitad de los votantes de ERC.